La amenaza de huelgas en Barajas espanta a las aerolíneas

La patronal de las aerolíneas temen que se repitan las largas colas vividas en El Prat hace un año. EFE

La amenaza de huelgas en Barajas espanta a las aerolíneas

El anuncio de huelgas de un sindicato de vigilantes de seguridad en Madrid-Barajas reaviva el temor al caos vivido por El Prat

La Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA) alertó que la amenaza de huelgas en los controles de seguridad en Madrid-Barajas puede derivar en una situación de “caos” debido a posibles pérdidas de vuelos y conexiones, y retrasos en la operatividad de las compañías.

Este viernes 17 el sindicato Alternativa Sindical y la Asociación de Vigilantes Aeroportuarios de Barajas (AVA) se reunirán con representantes de Ilunion, que tiene la concesión de los filtros de seguridad de la terminal madrileña, para buscar un acuerdo que destrabe el conflicto.

La huelga está programada entre el 24 de agosto al 3 de septiembre, en el turno matinal (de 5:00 a 14:00 horas).

Temor al caos de El Prat

Alternativa Sindical representa a solo un 20% de los trabajadores de seguridad en la terminal, pero las aerolíneas temen que se repitan los sucesos de Barcelona-El Prat de hace un año, donde un sindicato minoritario coptó el comité de huelga e impulsó un paro que duró varias semanas a principios de agosto, y que motivó la intervención de los filtros del aeropuerto por parte de la Guardia Civil.

Aceta representa a las aerolíneas españolas como Iberia, Vueling, Air Nostrum, Evelop! y Air Europa. En su comunicado dijo que si se concreta la huelga "las consecuencias para los pasajeros, para la operativa de las compañías aéreas, para la imagen y actividad turística del país y para la economía en su conjunta, serían sumamente negativas".

Exigencia por los pluses

El sindicato exige que Ilunion pague pluses como los de radioscopía, rotación o productividad, acordados con la patronal y Fomento en noviembre del año pasado.

Ilunion se adjudicó el contrato de seguridad en Barajas por 58,2 millones de euros

Estos pluses fueron pactados para evitar el descalabro de El Prat de agosto pasado, que amenazaba con extenderse a otros aeropuertos de España. También fue una estrategia de Fomento para evitar que Aena adjudique los nuevos contratos de seguridad solo por el criterio de la oferta más baja.

Ilunion obtuvo el contrato de seguridad en Barajas por 58,2 millones de euros, una oferta menor a la valoración del pliego publicado. Con la suma de otros lotes y aeropuertos, esta empresa se adjudicó contratos por 109 millones de euros.

Según Alternativa Sindical la empresa aplica un convenio propio que mejora al colectivo, pero que no contempla pluses. Esto lleva a que haya trabajadores que dejen de recibir “entre 250 y 300 euros”, denunció.

Este sindicato no descarta que esta convocatoria "se amplíe en el tiempo" en Barajas e incluso, al ser una situación que se produce en otros aeropuertos y con otras empresas.