Las reclamaciones por vuelos en Canarias llegarían a los 47 millones

Aeropuerto de Gran Canaria. / AENA

Las reclamaciones por vuelos en Canarias llegarían a los 47 millones

En Baleares, si todos los pasajeros afectados por retrasos o cancelaciones exigirían su indemnización, las aerolíneas deberían pagar 57 millones

Equipo Cerodosbé

Barcelona

27/10/2016 - 13:20h

Cuando un vuelo se cancela o tiene un retraso de más de tres horas, el pasajero tiene derecho a una indemnización de 300 a 600 euros, según la distancia del trayecto. Teniendo en cuenta que en el verano hubo 159.750 pasajeros que sufrieron incidencias en los vuelos desde y hacia Canarias, si todos ellos se decidieran a reclamar las compañías deberían pagar cerca de 47 millones de euros.

Esta estadística fue elaborada por Gate28, un portal especializado en reclamos por atrasos o cancelaciones, que precisó cuál fue el peor día de la temporada estival para las compañías aéreas: el 11 de julio, en el que se produjeron 26 incidencias, causadas por el mal tiempo que imperaba en el aeropuerto de Tenerife Norte.

En cuanto a Baleares, la cifra a la que se podrían enfrentar las compañías aéreas treparía a los 57 millones, si se suman los reclamos que podrían presentar los 190.950 pasajeros que han tenido que soportar cancelaciones o retrasos.

Del calendario de vuelos, Gate28 indica que la jornada negra fue el 26 de junio, que por la crisis de Vueling se han registrado 53 incidencias.

Según las leyes de la Unión Europea, los vuelos con menos de 1.500 kilómetros que se cancelen o tengan un retraso mayor a las tres horas tienen una indemnización de 250 euros por persona. Si el trayecto llega a los 3.500 kilómetros, el monto sube a los 400 euros; y más allá de esta distancia, la cifra asciende a los 600 euros.