Las restricciones más insólitas que puedes encontrar en un avión

Al volar el pasajero se encuentra que hay muchos códigos, algunos no escritos, que pueden impedirle viajar. Foto: Pxhere.com.

Las restricciones más insólitas que puedes encontrar en un avión

¿Se puede rechazar a un pasajero por ir descalzo o ser obeso? ¿Es posible viajar con un mono? En las normas para volar hay muchas reglas sorprendentes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/10/2019 - 18:31h

Las aerolíneas tienen una serie de normas para los pasajeros, otras para los tripulantes y los pilotos, y una serie de códigos no escritos que quedan al criterio de los empleados de la aerolínea. Estos se refieren a la vestimenta, los olores corporales, la seguridad a bordo y hasta la obesidad de los viajeros.

En este relevamiento de The Telegraph descubrimos algunas de las restricciones más insólitas que hay en las aerolíneas. Pero también las autorizaciones que uno nunca se espera encontrar.

Nada de malos olores

Muchas compañías, entre ellas las grandes de EEUU (United Airlines, American Airlines y Delta Air Lines) pueden prohibir volar a pasajeros “con olores corporales ofensivos”. Un eufemismo para decir que si huelen mal, no podrán subir.

Por razones de seguridad tampoco se permite que un pasajero suba descalzo al avión. Y a bordo, no es recomendado estar con los pies al aire, tanto por ese motivo como por cuestiones de salud.

Otras prohibiciones son relativas a las vestimentas: en verano es común que se conozca el caso de alguna pasajera obligada a bajar del avión porque iba demasiado escotada o con poca ropa.

[Para leer más: Cuidado: ¿por qué una aerolínea te puede prohibir volar?]

Tampoco se permite subir a un avión con camisetas con inscripciones ofensivas o políticamente incorrectas contra la religión o alguna etnia.

Por diversos motivos una aerolínea puede impedir a un pasajero que suba al avión. Foto: Jeshoots.com - Unsplash
Las aerolíneas no permiten volar con camisetas o chaquetas con inscripciones ofensivas. Foto: Jeshoots.com - Unsplash.

Prohibida las crestas y las rastas

Las aerolíneas exigen, en sus códigos internos, que sus trabajadores tengan buena presencia. Ese concepto es relativo a la política laboral de cada compañía. En el caso de Hawaiian Airlines “hay peinados que se consideran inaceptables” como los que son teñidos de colores fuertes (como rosa o púrpura), así como tampoco permite las coletas sobre la cabeza muy grandes, las rastas, las trenzas africanas y las crestas”.

Aerolíneas como Hawaiian Airlines no permite llevar rastas, trenzas africanas ni coletas demasiado grandes

American Airlines especifica en sus reglamentos que los peinados no pueden tener más de siete centímetros de volumen ni pueden expandirse demasiado cuando se sacude.

Las compañías piden moderación a los tripulantes que usen barba, y algunas como United prohíben estilos de moda como la perilla o la ‘chivita’. Esa compañía precisa que los bigotes no pueden extenderse más de seis centímetros más allá de la comisura de los labios. ¿Alguien tiene una regla a bordo?

Cuidado con el maquillaje

Las compañías sugieren a sus tripulantes de que usen el maquillaje con mesura, y United enfatiza que el pintalabios tiene que ser un complemento necesario para ellas.

Las tripulantes tienen que verse con el maquillaje renovado, sobre todo al recibir y despedir a los pasajeros, pero tienen prohibido retocarse frente a ellos.

Giorgio Montersino tripulantes
Las aerolíneas piden a sus tripulantes que estén maquilladas, pero con discreción. Foto: Giorgio Montersino-Flickr.

Eso sí: muchas aerolíneas –por las dudas- advierten a los tripulantes masculinos que tienen prohibido usar maquillaje (excepto para ocultar alguna imperfección de la piel).

[Para leer más: Esta es la primera aerolínea que permite lucir tatuajes a su personal]

Si bien hay más flexibilidad con respecto al uso de tatuajes, las compañías aéreas pueden despedir a un tripulante porque tenga alguno (o varios) en el rostro, el cuello o las manos.

Excepto Air New Zealand, casi todas las aerolíneas prohíben a sus empleados exhibir tatuajes en zonas visibles del cuerpo

La excepción es Air New Zealand, que en homenaje a su herencia maorí, permite a su personal exhibir tatuajes en partes visibles de su cuerpo.

Discreción con las joyas

Las tripulantes pueden llevar aretes, pero que no tengan más de 3,8 centímetros de diámetro, precisan aerolíneas como Hawaiian Airlines.

Varias compañías limitan la cantidad de anillos de los trabajadores a cuatro, a razón de dos por mano.

Animales y animales

Muchas aerolíneas permiten que los pasajeros suban con animales a bordo. Se los conoce como mascotas que brindan apoyo emocional, o sea que ayudan a aliviar el estrés.

Pero hubo muchos viajeros que abusaron de esta norma, al pretender subir con serpientes, aves de presa o arañas. Las aerolíneas se cansaron e impusieron nuevas normas. British Airways solo permite viajar con perros lazarillo, mientras que Iberia es más flexible y permite volar con mascotas barquicéfalas (de cabeza ancha y hocico achatado, como los bulldogs) de menos de ocho kilogramos de peso.

[Para leer más: Los animales más insólitos que han intentado subir a bordo]

United Airlines permite viajar con monos. Pero no de cualquier tipo, sino de un tamaño que puedan entrar en una maleta, y que se acomode debajo del asiento delantero.

animales a bordo 16 643x397
Las mascotas, como los perros pequeños, se pueden llevar en la cabina, pero algunas aerolíneas no los autorizan.

Viajar con cuernos

Delta acepta, a un precio especial, que un pasajero despache como equipaje la osamenta de ciervos y antílopes. Esta tiene que estar limpia de restos del animal y el cráneo tiene que estar bien protegido. La medida máxima es de 292 centímetros de largo, y un peso máximo de 35 kilos.

Delta permite despachar la osamenta de un ciervo, pero no permite que un pasajero vuele con un trofeo de caza mayor

Pero esta aerolínea prohíbe que se pueda despachar trofeos de caza mayor como rinocerontes, búfalos de agua, leones o elefantes.

El último vuelo

Easyjet y Ryanair permiten llevar restos humanos. En realidad, pueden viajar las cenizas de un cuerpo cremado y conservadas en un envase sellado herméticamente.

Eso sí, la urna funeraria tiene que despacharse como equipaje de mano, por lo que no se puede llevar otra maleta en la cabina (a menos de que se pague un suplemento).

Embarazadas y bebés

Las aerolíneas no suelen autorizar el viaje de bebés menores de siete días, y algunas extienden esta prohibición a los 14 días. Si son viajes de más de 10 horas, las compañías (así como los médicos) sugieren que espere al mes de vida.

Hay pasajeros que evitan viajar cerca de bebés. Otros no lo ven como un problema. Foto: Pxhere.
Los bebés pueden volar a partir de los siete o 14 días de vida, depende las normas de la compañía aérea.

Muchas líneas aéreas como Iberia o Air Europa no recomiendan volar con más de 36 semanas de gestación; y en todo caso, si lo hacen que sea con un certificado médico.

Otras como Ryanair y Vueling prohíben subir más allá de ese período, y reducen la presentación de un aval médico a las 28 semanas.

Problemas con la obesidad

Una compañía puede rechazar a un pasajero por obeso. La razón es la seguridad: si no hay forma de que pueda usar el cinturón de seguridad o que entre en el asiento con los apoyabrazos bajos, no puede volar.

[Para leer más: ¿Y si las aerolíneas comienzan a pesar a los pasajeros?]

Hubo varios intentos para establecer reglas de peso y masa corporal, siempre envueltas en la polémica. Samoa Air intentó cobrar un recargo a los pasajeros obesos, pero tuvo que retirar la iniciativa. También Uzbekistan Airways encaró una medida similar en 2015 pero luego quedó descartada.

La solución para compañías como Iberia o Air France es que si un pasajero es demasiado grande para volar tiene que comprar dos asientos.