Londres mira con desdén las amenazas de Airbus

Modelo de pruebas de un Airbus A340-300 en las factorías del Reino Unido.

Londres mira con desdén las amenazas de Airbus

El ministro de Sanidad dijo que las amenazas de Airbus contra el “brexit” solo sirven para socavar al gobierno de Theresa May

Londres salió a la arena a polemizar contra Airbus y otras grandes empresas que amenazan con retirar sus inversiones del Reino Unido si el “brexit” se ejecuta sin un acuerdo con la Unión Europea.

Airbus invierte 5.700 millones de euros al año con 4.000 proveedores británicos, y mantiene una plantilla de 15.000 trabajadores en ese país. Un eventual corte a sus inversiones impactaría gravemente en el panorama industrial del Reino Unido.

La advertencia de Airbus de revisar sus inversiones fue secundada por otras grandes empresas como BMW, que dijo que tendría que contar con planes de contingencia si el gobierno no aclara su posición posterior frente al “brexit”.

También Siemens presiona a Londres, al afirmar que necesita “claridad” sobre cómo debería organizar sus operaciones en territorio británico.

Londres pone freno a las críticas

El ministro de Sanidad Jeremy Hunt tomó con desdén las críticas de Airbus y otros grupos industriales, y les acusó de socavar el apoyo que la primera ministra Theresa May necesita para llevar a cabo el divorcio del Reino Unido de la forma menos dolorosa posible.

“Es completamente inapropiado que las empresas hagan este tipo de amenazas por una razón muy simple: estamos en un momento absolutamente crítico en las discusiones sobre el ‘brexit’ y lo que eso significa es que tenemos que respaldar a Theresa May”, dijo Hunt a la BBC.

Airbus, BMW y Siemens amenazan a Londres con retirar sus inversiones si no hay un plan claro tras el divorcio del Reino Unido de la UE

El ministro recurrió a la estrategia de que la perdida de apoyo para el Gobierno lastraría a toda la economía británica: “mientras más socavemos a Theresa May, más probable es que terminemos con una chapuza que será un desastre absoluto para todos”, afirmó.

Los lobbies entran en acción

Durante el fin de semana los cinco principales grupos de lobbies industriales advirtieron al gobierno de May de que la incertidumbre en torno al “brexit” puede costar miles de millones de libras a la economía.

Hunt minimizó estas amenazas y dijo que la gente debería ignorar “esos cantos de sirena”, porque –consideró- las negociaciones con Bruselas van por buen camino, dijo a la cadena británica.

División política

Además del enfrentamiento contra los capitanes de la industria, May también tiene que afrontar la división del Partido Conservador sobre la forma de llevar el “brexit” a buen puerto. La fecha del divorcio, el 29 de mayo, es muy cercana y la incertidumbre reina en los ambientes industriales, como el sector aeronáutico.

Aerolíneas británicas como Easyjet abren empresas paralelas con domicilio fiscal en el continente europeo para no perder sus derechos de vuelo, mientras que compañías extranjeras con fuerte presencia como Ryanair recurren a la estregia de Airbus: dice que dejará de volar al Reino Unido si el “brexit” llega sin acuerdo.