Los accidentes aéreos se disparan (aún así fue un año muy seguro)

Los equipos de rescate analizan los restos del vuelo de Lion Air, el peor accidente del 2018.

Los accidentes aéreos se disparan (aún así fue un año muy seguro)

Las víctimas de accidentes aéreos se multiplicaron por 12 en el 2018. Sin embargo el año pasado fue el tercero más seguro de la historia

El año 2018 cerró con 556 víctimas fatales en 12 accidentes aéreos comerciales. Comparando con el excelente 2017, donde solo hubo 44 muertos (y ninguno de una compañía grande), la estadística se dispara. Sin embargo, fue uno de los años más seguros de la historia.

Según los recuentos anuales de Aviation Safety Network, la aviación comercial es con comodidad el medio de transporte más seguro. Además la tasa de accidentes ha caído en picado en las últimas décadas.

Los 12 accidentes en aerolíneas comerciales y tres de vuelos de transporte de mercaderías llevaron a que el año pasado sea el tercero con menor cantidad de incidentes, y el noveno en cuanto al número de víctimas.

Una baja tasa de siniestros

Cabe tener en cuenta que durante el año pasado se realizaron 37,8 millones de vuelos. Por ello, la tasa de siniestros es de un accidente cada 2,52 millones de operaciones.

En el mundo hubo un accidente por cada 2,52 millones de vuelos operados

Si se hubiera mantenido la tasa de accidentes con los parámetros del 2000, el año pasado se deberían haber registrado 64 incidencias. Que haya bajado a una sexta parte evidencia las mejoras tecnológicas en la seguridad en paralelo a un crecimiento nunca visto en el número de vuelos.

El más grave de todos

El accidente más grave del año fue la caída al Mar de Java del Boeing 737 MAX-8 de Lion Air, una aerolínea de bajo coste de Indonesia. Hubo 189 pasajeros muertos, y la causa habría sido el mal funcionamiento de un sistema de navegación que llevó a la aeronave a estrellarse en las aguas.

La caída del B737 de Lion Air causó 189 muertos, el peor accidente de año

Este suceso del 29 de octubre enlutó la historia de un avión que es un éxito comercial. También impactó en la imagen pública de Boeing, entre las advertencias de los organismos reguladores, de un inminente aluvión de demandas y de estar a punto de perder un abultado contrato de compra por parte de Lion Air.

Los otros accidentes del 2018

Si se sigue un orden de magnitudes, el segundo accidente más importante fue el del Boeing 737 de Cubana de Aviación, que se estrelló poco después de despegar de La Habana, el 18 de mayo, y que causó 112 muertos. El avión era operado por una compañía de leasing mexicana.

Los otros accidentes con mayor cantidad de víctimas en el año fueron el Antonov An-148 de Saratov Airlines (con 71 muertos), el ATR 72-212 de Iran Aseman Airlines (con 66 víctimas) y el Dash 8 de Bangla Airlines (con 51).