Guía para evitar que las low cost cobren por el equipaje de mano

Las aerolíneas, sobre todo las de bajo coste, buscan el negocio en la facturación del equipaje. Pero hay trucos para ahorrar. EFE

Guía para evitar que las low cost cobren por el equipaje de mano

El precio por volar en una low cost se multiplica al pretender facturar maletas. Pues hay alternativas para viajar con equipaje sin pagar un euro más

La facturación del equipaje es una de las vías de negocio más importantes para las aerolíneas low cost. Compañías como Ryanair han cambiado su política y quien quiera llevar equipaje en la cabina deberá pagar un extra de cinco euros.

Otras compañías aéreas son muy restrictivas con el peso y las medidas del equipaje de mano, lo que obliga a los viajeros a buscar ideas para poder llevar sus pertenencias sin tener que pagar de más.

Algunas de estas ideas, aportadas por Kiwi.com, permiten tener un ahorro considerable al momento de viajar.

Usar bolsas

Las bolsas de compra se consideran pieza de equipaje de mano en aerolíneas como Ryanair y siguen las mismas normas de dimensión y peso que el resto de bultos. Muchos pasajeros no quieren que su maleta, con objetos personales o de electrónica, sea trasladado a la bodega.

Pero al guardar estos artículos en una bolsa, se evita que baje a este habitáculo del avión, ya que su ausencia de cierres puede tirar los objetos por el suelo.

Dos maletas por una

Hay pasajeros que viajan con una maleta grande semivacía –sobre todo si viajan en tours de compras- y con otra pequeña. En el filtro de seguridad guardan la de menor tamaño dentro de la mayor, y se colocan al final de la cola de embarque.

 Allí el personal de las aerolíneas suelen buscar pasajeros que quieran facturar equipaje sin pagar debido a que los compartimentos superiores se llenan rápido. De esta forma se consigue llevar una maleta de equipaje de mano en cabina y otra más para facturar a coste cero.

Aprovechar el duty free

Las bolsas del duty free no se consideran bulto ni equipaje de mano; por lo que se puede comprar algún objeto de poco valor y aprovecharla para poder transportar más enseres, quitar peso de la maleta o guardar incluso otras cosas que no caben.

Tutoriales en Youtube

En ocasiones no hace falta cargar dos maletas si todo cabe en una sola. Todo es cuestión de organización. Si hay dudas, hay miles de tutoriales que dan buenos consejos sobre cómo doblar y colocar la ropa y otros objetos. El vídeo de Tom Ayzenberg “Packing like a Pro” es uno de los más populares, con 11 millones de reproducciones.

Si alguien necesita los consejos en castellano, algunos de los canales recomendados son el de Elena HG o Ana Vbon.

Chalecos con bolsillos

Los fotógrafos suelen trabajar con chalecos con una multitud de bolsillos, algunos de gran tamaño, que les permiten tener a mano diversos lentes, el flash, tarjetas, baterías, y pequeñas herramientas de limpieza para su equipo.

Estos chalecos, o cualquier otro similar, son muy útiles para llevar artículos electrónicos, pequeñas prendas de vestir, maquillaje o objetos de un tamaño reducido que permiten ganar espacio en el equipaje de mano.

Incluso algún creativo ha diseñado un llamativo abrigo que permite llevar hasta 15 kilos de objetos y ropa, y que evita cargar equipaje de mano. Inclusive se cierra y se convierte en un bolso una vez que se está dentro del avión.