Las low cost aceleran la concentración del mercado

Un avión de la low cost Ryanair pasa por delante de una aeronave de Norwegian. Foto: Archivo

Las low cost aceleran la concentración del mercado

Las principales aerolíneas de bajo coste crecen más del 10% su tráfico de pasajeros, aunque en algunos casos las deudas amenazan su operatividad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

05/01/2018 - 17:05h

Las aerolíneas de bajo coste europeas tienen motivos para celebrar: el 2017 fue un año que ha presenciado su consolidación. Y lo han hecho gracias a la caída de competidores como Air Berlin y sus filiales, y la británica Monarch, lo que les ha dejado el terreno libre para su expansión. Y habrá que ver cuál es el futuro de la frágil Alitalia.

Easyjet anunció que en el 2017 aumentó un 9,6% su tráfico de pasajeros, hasta llegar a los 81 millones. Así se afirma como la quinta aerolínea con más usuarios, por detrás de Ryanair, Lufthansa, IAG y Air France-KLM.

Easyjet se consolida con el hueco dejado por Air Berlin en Alemania

La aerolínea británica espera llegar a los 90 millones de pasajeros para este año, y para ello aprovechará la compra de los activos de Air Berlin en la terminal alemana de Tegel. También proyecta que su flota tenga 300 aeronaves del modelo A320, que tienen 36 asientos más y un menor consumo de combustible que los A319.

IAG espera que Vueling crezca con la compra de los aviones y slots de Niki, también filial de Air Berlin, que le permitirá reforzar su presencia en las terminales de Viena, Dusseldorf, Múnich, Palma y Zúrich.

Dudas por las deudas de Norwegian

En cuanto a Norwegian, logró un récord de 33,15 millones de pasajeros, un 13% más que el año anterior. En su estrategia ha apostado por ampliar su flota a gran velocidad, con la incorporación de 32 aeronaves, y la apertura de 54 nuevas rutas, principalmente entre Europa y Estados Unidos.

La duda que se cierne sobre Norwegian es su elevada deuda, que alcanza al 55% de sus activos. Esta fue la única aerolínea que presentó pérdidas en el último trimestre, y los inversores esperan que su agresiva política de expansión se convierta en un búmberan que juegue en contra su salud financiera.

Ryanair crece, pero no tanto como antes

El desafío que planteó Norwegian fue respondido por Air France con el lanzamiento de su low cost Joon con vuelos desde Europa al Caribe, Brasil y Oriente Medio; y por IAG con el crecimiento de Level, que para mediados de 2018 abrirá una nueva base en París, con conexiones a Montreal, Nueva York y las Antillas francesa; y desde Barcelona establecerá una nueva ruta a Boston.

Estos días se revelará si el grupo Lufthansa logra desplazar a Ryanair en el tráfico de pasajeros

Ryanair ha cerrado 2017 con 129 millones de pasajeros, un 10% más que el año anterior. Cualquier aerolínea celebraría un aumento de este tenor, pero en la empresa irlandesa lamentan que se haya perdido cinco puntos porcentuales respecto al índice logrado en 2016.

En los próximos días se revelará si el grupo Lufthansa logra desplazar a Ryanair en el tráfico de pasajeros. El gigante alemán, que también incluye a Swiss y Austrian Airlines, hasta noviembre había transportado 121 millones de personas. Y ese mes había logrado 10,1 millones de pasajeros, por lo que si en diciembre igualó esta marca se coronaría como la líder de los cielos europeos.