Lucena mantiene el plan de inversiones y dividendos de Aena

Maurici Lucena mantendrá la hoja de ruta de los planes estratégicos de Aena.

Lucena mantiene el plan de inversiones y dividendos de Aena

Aena presentará oficialmente su Plan Estratégico el 10 de octubre, que se mantiene inalterable pese al cambio de presidencia

Aena tenía previsto presentar oficialmente su Plan Estratégico 2018-2021 el 7 de junio, pero una semana antes Mariano Rajoy tuvo que abandonar la presidencia de Gobierno tras la moción de censura de Pedro Sánchez, y el proceso quedó paralizado.

Dado que el Estado, a través de Enaire, controla el 51% de la gestora aeroportuaria, era cuestión de semanas para que cambiara la cúpula de Aena. A mediados de julio Maurici Lucena asumió la presidencia de la empresa, en reemplazo de Jaime García-Legaz.

Se mantienen las líneas maestras

Pero como indican expertos financieros consultados por Cerodosbé, a pesar del cambio de dirección en Aena se mantiene la política estatal de inversiones y crecimiento de la empresa público-privada.

Una prueba es que Lucena mantuvo a José Leo Vizcaíno como director financiero de la empresa, puesto que ocupa desde julio de 2015; así como los cargos de otros directivos.

De hecho el Plan ya había sido presentado ante los accionistas el 29 de abril, y tuvo luz verde para seguir adelante.

Retribución del 80% a los accionistas

La nueva dirección de Aena consideró que no había motivos para alterar la hoja de ruta que se había elaborado en el mandato de Jaime García-Legaz. Uno de los puntos más destacados de sus 10 líneas de acción es que mantiene la retribución al accionista del 80% de los beneficios netos individuales de los próximos tres ejercicios.

“Aena se vio beneficiada por el crecimiento del tráfico aéreo y el boom del turismo. Ha logrado tener una capacidad de generación de caja tremenda, lo que le ha permitido devolver deuda demasiado rápido”, indica el analista de Renta4 Ángel Pérez.

Aena pagará una retribución del 80% sobre los beneficios para los próximos tres ejercicios

Por ello, con el aumento del pay out, la estrategia de Aena es tener un mejor nivel de apalancamiento, y fortalecer el valor de la empresa, agregó.

De esta manera el Estado recibirá más de 1.500 millones de euros en tres años. Los otros grandes beneficiarios serán el fondo británico TCI (8,29% del capital social), el banco británico HSBC (5,24%) y Deutsche Bank (4,39%).

Inversiones en Barajas y El Prat

El Plan también contempla un programa de inversiones urbanísticas en Madrid-Barajas por 3.000 millones de euros y en Barcelona-El Prat por 1.264 millones de euros, en los que Aena espera la llegada de empresas y capitalistas que construyan en los terrenos que son de su propiedad.

La decisión de Lucena fue mantener los planes de ampliación de estas dos terminales, con 1.571 millones para el aeródromo madrileño y 1.594 millones para el catalán; para así poder gestionar 80 y 70 millones de pasajeros, respectivamente.

Lo que busca Aena, indica Pérez, es evitar el colapso de estas terminales. Si no se emprenden estas ampliaciones, Barajas en 10 años ya estaría al límite de sus operaciones, mientras que El Prat no está muy lejos de alcanzar el techo de los 50 millones de pasajeros.

Inversiones en el exterior

Un capítulo donde podría haber diferencias con los accionistas es la propuesta de constituir un vehículo financiero para que Aena pueda invertir en activos en el exterior.

Dado que la participación mayoritaria del Estado puede ralentizar las decisiones de compra, además de despertar recelos por parte de gobiernos extranjeros, la gestora proyecta crear una sociedad con socios privados donde tendría una participación por debajo del 50%, y así podría agilizar inversiones en Japón, Brasil y otros países que están decididos a privatizar algunos de sus aeropuertos.