Lufthansa absorbe otra parte de Air Berlin (pero con condiciones)

DHC-8 de LGW, perteneciente al extinto grupo Air Berlin

Lufthansa absorbe otra parte de Air Berlin (pero con condiciones)

Lufthansa logra la autorización para quedarse con la regional LGW, que será traspasada a su filial Eurowings

Lufthansa esta vez tuvo más suerte con la UE: la Comisión Europea aprobó –pero con condiciones- la compra de la regional alemana LGW (Luftfahrtgesellschaft Walter), que pertenecía a la extinta Air Berlin.

La compra queda condicionada a que el gigante alemán cumpla con los compromisos anti monopolio que elevó ante el Ejecutivo comunitario, como respetar que la mitad de los slots en el aeropuerto de Düsseldorf queden en manos de la competencia, y que los de Lufthansa sólo crecerán un 1% tras el traspaso.

La UE ha vigilado que el desmembramiento de Air Berlin, y el ávido interés de Lufthansa, no derive en una situación monopólica en el centro de Europa. Por ello rechazó que compre Niki, una de las filiales de Air Berlin, por lo que la aerolínea fundada por el corredor de Fórmula 1 Niki Lauda tuvo que declarar su insolvencia.

Los activos de LGW serán traspasados a la low cost Eurowings

"Nuestra misión consiste en velar por que las fusiones no perjudiquen a los consumidores europeos. Lufthansa ha propuesto remedios mejorados que garantizan que los efectos de la adquisición de LGW sobre la competencia son limitados", aseguró en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

El reparto de Air Berlin

Las aeronaves, tripulación y slots de LGW en Austria, Alemania y Suiza serán traspasados a Eurowings, perteneciente al Grupo Lufthansa. La línea aérea recibirá 30 Bombardier Dash 8 Q400 y 13 de la línea A320. También los empleados de la extinta aerolínea pasarán a forma parte de la plantilla de la low cost alemana.

La transacción formal de LGW terminará en un mes, y Eurowings anunció que incorporará más empleados para afrontar el crecimiento de las operaciones.

Por otra parte, los activos y derechos de operaciones de Air Berlin en el aeropuerto de Berlín-Tegel fueron adquiridos por Easyjet, lo que permitirá a la aerolínea británica reforzar su posición en el centro de Europa.