Lufthansa alcanza un beneficio récord (y va por más)

Lufthansa "vive el mejor año de su historia", asegura su consejero delegado.

Lufthansa alcanza un beneficio récord (y va por más)

Lufthansa supera los 2.300 millones de euros en beneficios, un aumento del 33% respecto al 2016

Lufthansa “vive el mejor año de su historia”. El consejero delegado del grupo aéreo, Carsten Spohr, difunde este lema casi publicitario para anunciar que la empresa logró un beneficio neto de 2.364 millones de euros, un 33% más que el 2016. Este es un resultado récord, indicó, gracias a un programa de reducción de costes y al incremento de vuelos del último ejercicio.

La cifra de negocio alcanzó los 35.579 millones de euros en 2017, un 12,4% más que el año anterior, mientras que el tráfico de pasajeros de todas sus aerolíneas ha crecido un 15,2%, lo que ha llevado a ser el primer operador de Europa, superando a Ryanair. Y visto los resultados de operaciones hasta febrero, el grupo sigue en la misma senda.

Aumento de los vuelos

Spohr resumió que en Lufthansa “nunca antes tantos pasajeros habían volado con nuestras aerolíneas ni tampoco habíamos generado tanto dinero con los vuelos especiales y la carga. Todo esto nos hace confiar en que hemos puesto a la empresa en el camino correcto".

Lufthansa sacó partido de la caída de Air Berlin para multiplicar su número de pasajeros

Parte del crecimiento también se debe a que en el 2016 las aerolíneas del consorcio alemán habían tenido un descenso en el número de pasajeros, debido –según el consejero delegado- al temor por los atentados terroristas que sacudieron a Europa.

Pero también cabe precisar que Lufthansa sacó partido de la caída de Air Berlin, ya que además de adquirir parte de sus activos absorbió miles de pasajeros que solían ser clientes de la extinta aerolínea alemana.

Reducción de costes

Por otra parte, el programa de reducción de costes le ha permitido maximizar los resultados, “pero con continuas mejoras en la calidad”, precisó el directivo.

El último trimestre fue especialmente positivo: el grupo multiplicó por 5,5 el beneficio neto de explotación ajustado pasando de 75 millones de euros a 413 millones, con todas las ramas del consorcio contribuyendo al crecimiento.

Los resultados no fueron lastrados por las abultadas inversiones emprendidas por Lufthansa: ha destinado 3.000 millones de euros durante el 2017, de los cuales 900 millones fueron para sumar aeronaves y ‘slots’ de Air Berlin.

Freno a los conflictos sindicales

También Spohr alardea de que el aumento del 9,6% en los costes no perjudicó los números finales, sobre todo el del incremento del combustible, que subió a los 5.232 millones de euros (+15%).

Además la directiva recuerda que ha podido solucionar diversos conflictos sindicales con pilotos, tripulantes de cabina y los servicios de tierra, lo que le permitió volar sin contratiempos entre las diferentes bases.