Lufthansa coquetea con Boeing para sus vuelos de largo radio

Lufthansa cuenta con una flota antigua, con aviones de 11,4 años de media.

Lufthansa coquetea con Boeing para sus vuelos de largo radio

Airbus y sus A350 no tienen el negocio asegurado con Lufthansa: la compañía alemana evalúa comprar Boeing 787 para los vuelos de largo radio

Aunque Lufthansa fue un importante cliente de Boeing durante décadas, no tiene entre su flota ningún B787, algo que podría cambiar ya que la aerolínea baraja la adquisición de 20 nuevos aviones de fuselaje ancho. La duda es ¿B787 Dreamliner o A350?

Lufthansa solicitó propuestas tanto a Airbus como a Boeing para la actualización de su flota, que se traducirá en pedidos de alrededor de 20 aeronaves en los próximos meses, con un coste de alrededor de 5.000 millones de dólares (4.355 millones de euros) a precio de catálogo.

Un posible acuerdo de Lufthansa con Airbus o Boeing podría dependen de las facilidades que le ofrezcan para deshacerse de sus viejos A340

Un posible acuerdo dependería, según informó Bloomberg, de las facilidades para deshacerse de sus viejos modelos de Airbus 340 en mayor medida que los potenciales descuentos que los fabricantes puedan ofertarle.

Acuerdo complejo

El analista George Ferguson señaló este punto como principal escollo para las negociaciones. La demanda y el valor de mercado de los aviones de cuatro motores como el 340 han caído en picado a medida que las compañías han introducido en sus flotas modelos de dos motores más eficientes.

“Si tienes A340”, señaló este experto, “posiblemente estés bastante motivado para sacarlo de los libros de una manera aceptable para los accionistas”.

Con una vida útil estimada en el entorno de los 25 años o más y valores de reventa muy variables, la decisión de compra de aviones de fuselaje ancho puede marcar la estrategia de una compañía durante décadas

Con una vida útil estimada en el entorno de los 25 años o más, y con valores de reventa muy variables, la decisión de compra de aviones de fuselaje ancho puede marcar la estrategia de una compañía durante décadas.

Además de la enorme inversión que requieren por parte de las aerolíneas, entra en juego también la acuciante necesidad de los fabricantes de pedidos grandes, que ayudan a generar ganancias en programas de desarrollo con costes multimillonarios.

Flota de Lufthansa

Lufthansa ya realizó un encargo de 25 aviones A350, doce de los cuales comenzarán a operar a finales de año, y tiene opciones para otros 30 más. También tiene pedidos de 34 B777-9, que comenzarán a llegar en 2020.

Lufthansa tiene pedidos para 25 Airbus A350 y otros 34 Boeing B777-9

Precisamente el acuerdo con Boeing por los 777-9 se sometió a revisión interna, y Lufthansa señaló que está considerando ampliar las entregas, preocupado por el costo y el tamaño del que será el avión de doble motor más grande de la industria. El acuerdo incluye 14 jets que Lufthansa puede elegir adquirir o no.

En la actual coyuntura, la aerolínea germana estaría pagando el coste de su baja inversión en aviones durante décadas. Se estima que sus 728 aeronaves tenían, de promedio, 11,4 años de edad el pasado ejercicio, el doble que las de Emirates, por ejemplo, la mayor aerolínea de larga distancia del mundo.

Lufthansa cuenta con una flota antigua, con aviones que tienen, de media, 11,4 años, el doble que los de Emirates

Coste en combustible

Además, entre su flota se cuentan casi 100 aviones de cuatro motores, que giran a la compañía la factura de combustible más alta de Europa.

Su medio centenar de A340, casi una quinta parte de los modelos que todavía operan en todo el mundo, son, con los precios del petróleo más altos en cuatro años, una pesada carga para la compañía.  

Entre ellos, los más antiguos, entregados entre 1996 y 2001, se consideran candidatos más probables para la jubilación en comparación con los más recientes, algunos de los cuales tienen menos de una década.

El medio centenar de A340 con los que cuenta Lufthansa son, con los precios del petróleo más altos en cuatro años, una pesada carga para la compañía

Ni Airbus ni Boeing son ajenos a la recompra de aeronaves, en concreto A340. Así, mientras Airbus adquirió aparatos a medida que los precios de reventa cayeron por debajo de la cantidad garantizada a los clientes, Boeing aceptó permutas a China Eastern o Singapore Airlines que ayudaron a cerrar ventas complicadas de su avión más grande, el 777.

El dolor de cabeza del A340

Airbus fabricó tan solo 375 unidades del A340, que quedaron obsoletos tras la certificación de los aviones bimotores como el 777 y Airbus A330 para el largo radio. Desde que terminó la producción hace siete años, su valor en la reventa se ha desplomado.

Tan solo, y con motivo de las reparaciones en los motores Rolls Royce que condenaron a parar a los Dreamliners el A340 disfrutó de un corto momento de gloria. Fue el único pico de demanda para estos aviones, cuya operación cuesta millones de euros.

Airbus fabricó tan solo 375 unidades del A340. Desde que terminó la producción hace siete años, su valor en la reventa se ha desplomado

Sí tendrían valor, en caso de enviarlos al desguace, algunas de sus partes, especialmente de la estructura y que comparte con el A330.