Lufthansa permite embarcar por la cara

El sistema de identificación biométrico permite agilizar rápidamente el embarque de los aviones.

Lufthansa permite embarcar por la cara

Lufthansa prueba con éxito un sistema de reconocimiento biométrico que permite embarcar el pasaje de un A380 en sólo 20 minutos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

26/03/2018 - 16:30h

¿Pueden embarcar 350 pasajeros en 20 minutos? Lufthansa asegura que sí, y para demostrarlo puso en marcha un sistema de identificación biométrico en el aeropuerto de Los Ángeles (LAX), que permite que el pasaje de un A380 pueda estar dentro del avión en menos de media hora.

Un embarque de pocos segundos

El sistema funciona de esta manera: a medida que los pasajeros se acercan las puertas de autoembarque son escaneados por un sistema de cámaras de reconocimiento facial.

Las imágenes son enviadas a la base de datos de la agencia de Protección de Aduanas y Fronteras de EEUU (CBP), que verifica la identidad en tiempo real.

Cuando el proceso de ‘emparejamiento’ finaliza en un par de segundos, el sistema reconoce al viajero como un pasajero autorizado, por lo que no necesita la tarjeta de embarque o el pasaporte para acceder al avión.

Un gigantesco banco de datos

Esta agencia estatal ya tiene registrados los datos biométricos de sus ciudadanos, y cada vez que un pasajero llega a un aeropuerto de EEUU, en Migraciones le toman una fotografía que se despacha a la CBP.

Para poner en marcha este sistema, el aeropuerto californiano trabajó en conjunto con esta agencia gubernamental, la tecnológica Amadeus y la start-up Vision Box.

El éxito de las pruebas impulsa a Lufthansa y Amadeus a expandir el programa a otros accesos de la terminal y también a otros aeropuertos de Estados Unidos.

Cinco segundos por pasajero

Poder resolver el embarque tan rápidamente es la meta de los grandes aeropuertos de cualquier parte del mundo.

En Miami desde noviembre en una de las terminales se puso en marcha un sistema similar que puede identificar hasta a 10 pasajeros por minuto, o sea, que cada viajero puede tener su autorización para embarcar en poco más de cinco segundos, el tiempo que se demora en realizar la fotografía y cotejarla con la base de datos del gobierno estadounidense.

Delta y Finnair

En el aeropuerto de Minneapolis-St Paul la aerolínea Delta cuenta con el sistema biométrico en una de sus cuatro terminales de facturación y entrega de equipaje, mientras que Finnair, desde mayo del año pasado, ofrece un servicio similar en su base de Helsinki.

“En el futuro el escaneo del iris será el único requisito para realizar el embarque”, dijo Gill West, jefe de operaciones de Delta.

KLM, British Airways y Jet Blue también usan, por ahora de una forma muy limitada, este sistema para abordar en los aeropuertos de Heathrow, Schiphol y  Boston, respectivamente.