La mala suerte persigue al B777X: ahora un accidente arruina un motor

El GE9X es el motor de aviones más grandes del mundo. Pero le está complicando la vida a Boeing. Foto: Boeing.

La mala suerte persigue al B777X: ahora un accidente arruina un motor

Una de las turbinas General Electric destinada al B777X que realizará los vuelos de prueba se daña en el avión de transporte

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/11/2019 - 11:22h

Parece que una maldición está rondando en torno al B777X, el futuro bimotor más grande del mundo. Un accidente con un motor se suma a una cadena de sucesos que está retrasando el lanzamiento de este avión.

El último incidente ocurrió hace un mes, reconoció Boeing, cuando el avión que transportaba a una turbina GE9X realizó un aterrizaje demasiado brusco, y dañó al motor que se iba a utilizar para los vuelos de prueba del B777X.

El motor iba a ser destinado a Paine Field, una factoría cercana a la gigantesca fábrica de Boeing en Everett, en el estado de Washington.

Boeing asegura que no habrá más retrasos

“La seguridad es nuestra prioridad máxima. Estamos trabajando junto con General Electric para evaluar las condiciones del motor GE9X dañado durante el envío”, dijo el portavoz de Boeing, Paul Bergman, en un correo electrónico enviado a Bloomberg.

El motor que iba a ser destinado a un B777X se dañó cuando el avión de transporte realizó un aterrizaje demasiado brusco

Bergman indicó que la turbina no tendría daños de consideración, y que el incidente no demorará la hoja de ruta para que el B777X pueda realizar sus primeros vuelos a principios de 2020.


Boeing cuenta con cuatro B777X para realizar los vuelos de prueba. Foto: Boeing.
Boeing cuenta con cuatro B777X para realizar los vuelos de prueba. Foto: Boeing.

Idas y vueltas con el motor

Hace pocos días la compañía de transporte aéreo Volga-Dnepr Airlines, que es contratada por Boeing para trasladar componentes de gran tamaño, solicitó a las autoridades de EEUU un permiso urgente para poder movilizar la turbina a la planta de Peebles, en Ohio, para que le realicen nuevas pruebas.

[Para leer más: Boeing admite nuevos retrasos con el B777X (y Lufthansa se desespera)]

Sin embargo luego Boeing y GE frenaron ese traslado y decidieron que el motor dañado se repare en la planta de Everett.

El motor de los récords

El GE9X es el motor de aviones más grande del mundo, con un diámetro de sus hélices de 3,35 metros.

Y también es la turbina más poderosa, certificado por el Libro Guinness de los Récords, que puede generar un empuje de 134.300 libras (61.000 kilos).

Para ver a los B777X en el aire habrá que esperar hasta inicios de 2021...si hay suerte. Foto: Boeing.
Para ver a los B777X en el aire habrá que esperar hasta inicios de 2021...si hay suerte. Foto: Boeing.

El laberíntico camino de los B777X

El camino del B777X ha estado plagado de obstáculos. Su presentación en sociedad fue cancelada porque semanas antes había ocurrido el segundo accidente del B737MAX, lo que sumergió a Boeing en la mayor crisis de su historia. Boeing se resignó a presentarlo en privado a sus empleados.

Antes del incidente con este motor Boeing había suspendido las pruebas del B777X cuando explotó una de las puertas

La feria aeronáutica Paris Air Show, organizada en junio cerca de la capital francesa, era el marco ideal para que vuele el primer B777X; pero el fabricante de motores General Electric reconoció que las turbinas no estaban listas y que tenían que solucionar una serie de fallos que surgieron a último momento.

[Para leer más: La explosión de una puerta obliga a suspender las pruebas del B777X]

En septiembre Boeing tuvo que suspender las pruebas del B777X cuando una de las puertas salió disparada del fuselaje.

Con este rosario de problemas el fabricante de aviones reconoció que no podrá entregar los primeros aviones hasta el 2021. Varias aerolíneas tuvieron que posponer sus planes de presentar las nuevas primera clase y business en este avión.