Más varapalos contra Boeing: reducirá la producción del 787

Las ventas del B787 Dreamliner cayeron un 23% en el último año. Foto: Boeing.

Más varapalos contra Boeing: reducirá la producción del 787

China es uno de los principales compradores de los Boeing 787, pero la guerra comercial contra EEUU han frenado las ventas de este avión de doble pasillo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

10/01/2020 - 10:57h

El 2020 empezó mal para Boeing. La crisis desatada hace un año con la caída de un B737 MAX no cesa su intensidad. Además del accidente de Teherán de este miércoles, el fabricante se vería forzado a reducir, una vez más, su ritmo de producción del B787 Dreamliner, el modelo de doble pasillo más nuevo de su catálogo.

Impacto de la guerra comercial

La causa es la guerra comercial entre EEUU y China iniciada hace tres años, que ha derrumbado las compras de este avión por parte de las aerolíneas del gigante asiático, que se encuentran entre sus principales clientes.

[Para leer más: Nuevo varapalo a Boeing en China]

Según el consejero delegado de Air Lease Corp, John Plueger, Boeing tendría que reducir la fabricación del B787 a 10 unidades mensuales, informa Reuters.

En octubre Boeing reconoció que reducirá la fabricación del B787 de 14 a 12 unidades mensuales

Precisamente a fines de octubre, cuando Boeing realizó la presentación de resultados del tercer trimestre, el entonces CEO Dennis Muilenburg reconoció que la fabricación de este modelo se ralentizará de 14 a 12 unidades al mes en los próximos dos años.

Freno a las ventas

El B787 había tenido un crecimiento sostenido de ventas en los últimos cuatro años, pero en el 2019 sufrió el impacto del conflicto comercial entre Washington y Pekín.

De las 58 aeronaves vendidas en el 2016 creció a las 94 al año siguiente, y siguió su ascenso a 109 pedidos registrados en el 2018. Pero el año pasado las órdenes de compra cayeron un 23%, hasta las 84 unidades.

Uno de los últimos varapalos fue la cancelación de Aeroflot de una orden de compra de 22 Dreamliners por valor de casi 5.000 millones de euros, que había sido firmada en 2015.

El año pasado las ventas del B787 Dreamliner cayeron un 23%

China no ha comprado ningún B787 en los últimos meses, “y es difícil que la tasa de producción de 12 aviones se mantenga” más allá de 2020 si este país no vuelve a interesarse por este bimotor, dijo Plueger en una conferencia en el Bank of America.

Boeing ha fabricado 918 unidades del B787, y todavía tiene 556 unidades pendientes de entrega.

Una crisis tras otra

La caída de un B737-800, de la gama Next Generation, cerca de Teherán, incrementó la crisis que vive Boeing desde que los B737 MAX fueron vetados de los cielos, lo que llevó a un freno a su producción y entregas, y a la paralización de su fabricación en diciembre.

Con estos frentes abiertos Boeing relegó otros proyectos en marcha como el desarrollo de un nuevo modelo intermedio entre el B737 y los hermanos mayores de doble pasillo.

Se trata del NMA, que posiblemente sea conocido como el B797; que apuntaría a competir contra el A321XLR, una de las estrellas de Airbus.

[Para leer más: Dreamliner: la última crisis de Boeing apunta a su programa estrella]

En tanto también marcha a paso de tortuga el lanzamiento del B777X, la nueva generación de bimotores de largo radio, que con suerte comenzará a ser entregado a las aerolíneas clientes a inicios de 2021.

“Hasta que la crisis del B737 MAX no se solucione y este avión vuelva a volar, olvídense de todo lo demás”, vaticinó Plueger.