México suspende a la propietaria del avión accidentado en Cuba

El Boeing caído en La Habana (Cuba) era propiedad de Global Air, que fue suspendida por el gobierno mexicano

México suspende a la propietaria del avión accidentado en Cuba

México suspende las operaciones de Global Air, que había atravesado dos investigaciones por incidentes en la última década

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México suspendió temporalmente las operaciones de la empresa Global Air mientras dura la investigación sobre el accidente del Boeing 737 de Cubana de Aviación que cayó cerca del aeropuerto de La Habana el viernes.

En un comunicado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció la apertura de un proceso de "verificación extraordinaria" para determinar si Aerolíneas Damojh (nombre con el que también figura Global Air) cumple con la normativa necesaria para operar, y así se buscará recopilar información para ayudar en la investigación del accidente.

Renovación del certificado

Aerolíneas Damojh / Global Air fue sometida a un proceso de verificación anual en noviembre del pasado año y sus aparatos renovaron sus certificados de aeronavegabilidad en agosto y octubre de 2017.

La propietaria del Boeing accidentado en La Habana había sido suspendida en dos ocasiones en los últimos ocho años

Además del Boeing 737 siniestrado, la companía cuenta con dos aeronaves que se suelen alquilar –con tripulación incluida- a agencias o líneas aéreas, como fue el caso de Cubana de Aviación.

Incidente en un aterrizaje

Anteriormente la compañía mexicana afrontó un proceso de verificación extraordinaria tras el accidente registrado el 4 de noviembre de 2010, cuando uno de sus aviones aterrizó de emergencia en Puerto Vallarta por una falla del tren de aterrizaje de nariz.

En aquella ocasión, se acordó la suspensión de operaciones entre el 11 de noviembre y el 18 de diciembre de 2010, y la medida fue levantada al acreditarse que habían solucionado las observaciones realizadas por el organismo.

Denuncia de un capitán de la compañía

Otra aeronave de la compañía también tuvo que ser sometida a un proceso de “verificación mayor extraordinaria” a principios de noviembre de 2014, tras la denuncia de un capitán de la compañía. Pero luego pudo volver a operar.

La DGAC declaró que "busca garantizar la máxima seguridad de las operaciones aéreas, no sólo mediante verificaciones periódicas, sino también realizando las visitas extraordinarias que sean necesarias, acompañadas de las medidas requeridas para asegurar que se subsanen los hallazgos de la verificación".

Sólo dos personas sobrevivieron

El accidente de La Habana se ha cobrado 110 víctimas, una de ellas con nacionalidad española. Sólo hay dos sobrevivientes, una mujer de 39 años y otra de 19, que se encuentran ingresadas en el hospital Calixto García en un estado ‘crítico extremo’, por las abundantes quemaduras sufridas.

La aeronave cubría la ruta nacional entre La Habana y Holguín, una provincia a casi 700 kilómetros de la capital en la que residían 67 de las víctimas.