Las aerolíneas reducen (todavía más) el tamaño de los baños

Los baños de Rockwell Collins se reducen en casi 18 centímetros.

Las aerolíneas reducen (todavía más) el tamaño de los baños

Con tal de ganar espacio para optimizar los vuelos, las aerolíneas también reducen en varios centímetros los baños de la clase económica.

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

10/07/2018 - 15:25h

Como suele suceder con los cambios en las aerolíneas, EEUU introduce reformas en las cabinas y luego repercute en las compañías aéreas de Europa y del resto del mundo. Los pasajeros de la clase económica que sufren con la periódica reducción de los tamaños de los asientos tienen un nuevo motivo para quejarse: los baños son cada vez más pequeños.

La lógica del negocio de las aerolíneas es maximizar sus ingresos. Ante la guerra de tarifas entre compañías tradicionales y de bajo coste, y con el barril del petróleo en un continuo ascenso en los últimos dos años, las compañías reducen las medidas de los asientos para colocar entre siete y diez plazas adicionales en cada avión –según el modelo-.

El diseño de la polémica

Y la nueva víctima de esta estrategia son los baños. Según describe la empresa de diseño Rockwell Collins, su nuevo baño Spacewall permite a las aerolíneas ganar 17,78 centímetros para ser aprovechados para otros usos.

La clave de esta compañía fue reducir el tamaño del lavabo, y que las paredes tengan una curvatura que permiten colocar tres asientos adicionales en la parte exterior (que, por cierto, no se pueden reclinar).

Este tipo de diseño es usado por American Airlines, y junto con la reducción de espacios en los asientos, logró que sus 300 aviones B737 cuenten con 172 plazas, 12 más que la generación anterior de este modelo. También lo incorporan en sus A321 y A321neo.

Los cambios en otras aerolíneas

American no es la única. Según describe Travel Weekly, Southwest también usa este diseño para su flota de B737 Max, y United Airlines también tendrá baños más pequeños en los cien B737 Max9 que incorporará en los próximos años. Delta fue la precursora en EEUU, y ya cuenta con baños más pequeños en 99 aviones del tipo B737-900ER.

Los nuevos diseños presentados por Rockwel Collins reducen casi 18 centímetros el habitáculo del baño en los aviones

Otras compañías se decantan por diseños de otras firmas, pero que también presentan tamaños cada vez más reducido. Con la instalación del Space-Flex de Zodiac Aerospace, Jet Blue logró que los 130 A320 de su flota aumenten las plazas de 150 a 162 sitios. Los baños más pequeños también se encuentran en sus aviones A321 desde mayo.

Negocio para las aerolíneas

Los rendimientos son muy atractivos para frenar la tendencia. Según Tronos Aviation Consulting, citado por Bloomberg, cada plaza adicional que incluye una aerolínea como American puede reportar 340.000 euros de ingresos anuales.

rockwell baño 1
La pared curva del baño permite colocar asientos adicionales en la parte exterior.

Esta misma compañía informó a sus inversores de que la inclusión de más asientos en los B737-800 y los A321 permitiría a la empresa captar 427 millones de euros adicionales al año.

En cuanto a Jet Blue, calcula que los 12 asientos extra de sus A320 le permitirán facturar 85 millones de euros anuales.

Ola de críticas

La reducción de los espacios despierta, como es de esperar, una ola de críticas. Y no solo de usuarios, sino también de los tripulantes. Ir al baño en la clase económica del B737 Max 8 de American Airlines “es la experiencia más miserable del mundo”, dijo el capitán Jimmy Walton al presidente de la compañía, Robert Isom, en un encuentro con sus empleados.

“El tamaño de los nuevos baños contribuye a una peor experiencia de viaje, y llevan a un incremento de la inseguridad”, dijo un portavoz de la asociación de tripulantes profesionales de EEUU.

Las quejas en los foros de usuarios se refieren a que el lavabo más pequeño salpica más al pasajero, y ni hablar si un padre o madre quiere acompañar a su hijo al baño. “Es como hacer un ejercicio de yoga solo para lavarte las manos”, dijo el consultor en aeronáutica Samuel Engel, citado por Bloomberg.