Norwegian pasa el cepillo para reducir sus deudas

Norwegian puede cambiar de manos. Y el consorcio IAG está detrás.

Norwegian pasa el cepillo para reducir sus deudas

Norwegian lanza una ampliación de capital para ampliar su flota sin recurrir a nuevos préstamos

La frenética expansión de Norwegian, traducido en el veloz crecimiento de su flota y en la apertura de nuevas rutas, ha llevado a que la aerolínea escandinava afronte un nuevo período de pérdidas.

Aunque falta un mes para que se comunique oficialmente, la compañía prevé que tendrá pérdidas por 273,8 millones de euros, un 44% más que el primer trimestre del 2017.

Norwegian busca 137 millones

Para evitar que las deudas se conviertan en un agujero negro que la absorba, Norwegian realizó una ampliación de capital por 137 millones de euros, mediante la emisión de hasta 1,29 millones de nuevas acciones en una colocación privada, que supone casi un descuento del 10% respecto al cierre del miércoles.

Resultados negativos

Según comunicó Norwegian, esta inyección de dinero “impulsará la competitividad y protegerá las inversiones existentes”.

Desde el 29 de enero Norwegian perdió casi el 30% de su valor bursátil

Pero también buscará resguardar las cuentas ante los continuos resultados negativos: en el 2017 tuvo pérdidas por 31 millones de euros, cuando el año anterior había logrado ganancias por 119,4 millones.

Uno de los muros que tiene que escalar la compañía aérea es su abultada deuda, que representa al 55% del valor de sus activos.

Desconfianza de los mercados

Los resultados deficitarios y las deudas siembran la desconfianza de los mercados: desde el 29 de enero hasta la fecha, la aerolínea perdió el 27,93% del valor de sus acciones.

Sin embargo Norwegian tiene esperanzas: para este trimestre espera disparar sus ingresos un 30%, y que lleguen a los 747,4 millones de euros.

Expansión de la flota

Además la empresa noruega confía en obtener, a mediano plazo, los frutos de su expansión: para el 2018 mantiene su objetivo de incrementar su capacidad en un 40% gracias a la incorporación de nuevos aviones a su flota.

Durante la primera mitad del año Norwegian recibirá nueve aviones 787 'Dreamliners', y espera operar una flota de 30 aeronaves para el verano. La tasa de crecimiento en las entregas disminuirá aún más en 2019, y la entrega final de la orden actual es en 2020.

Su flota en servicio consta de 150 aviones --125 Boeing 737 y 25 Boeing 787 Dreamliners--. Actualmente tiene pedidos para 65 A320neos, 30 A321LR, 104 Boeing 737 MAX y 17 787-9 Dreamliners.