Norwegian desata la guerra de las low cost en Argentina

Norwegian amplia su propuesta low cost hacia Norte América con la entrada en Canadá.

Norwegian desata la guerra de las low cost en Argentina

La aerolínea operará 153 rutas en Argentina, cinco de ellas conectando con Barcelona, Málaga y Madrid

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

30/10/2017 - 14:32h

Norwegian aterriza en Argentina y desata la guerra de las low cost en el país sudamericano. La filial del grupo noruego, Norwegian Air Argentina, logró el visto bueno de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para operar 153 rutas domésticas e internacionales en esa nación.

Entre las conexiones autorizadas se encuentran las rutas entre Buenos Aires y Barcelona, Madrid y Málaga, así como las conexiones entre la ciudad argentina de Córdoba con la capital catalana y la española.

La luz verde del gobierno argentino implica que Norwegian se convierte en la tercer aerolínea de importancia en aquel país, junto con la estatal Aerolíneas Argentinas y Latam, filial de la chilena Latam Airlines.

Norwegian rompe el tablero

Pero la cantidad de destinos autorizados excede con creces las rutas que actualmente se operan desde este país. Aerolíneas Argentinas (junto con Austral Líneas Áreas) opera a 60 destinos (entre 35 nacionales y 22 internacionales), mientras que Latam llega a 18 ciudades (entre 13 regionales y 5 del exterior).

Las 153 rutas que ha obtenido Norwegian implica llegar a destinos que no se cubren con vuelos directos, como las conexiones entre Buenos Aires y Tahití, San Francisco, Praga, Honolulú o Kiev. También implica el impulso de otros aeropuertos para destinos internacionales, como los 13 vuelos desde Córdoba a Europa y varios destinos de América, Mendoza o Rosario.

Impulso a las rutas domésticas

Las 73 rutas domésticas abarcan prácticamente todos los aeropuertos de importancia en Argentina, y el desafío será ver si la aerolínea puede mantener una oferta de vuelos low cost en el largo radio, con vuelos que superan las 14 horas de duración.

De hecho, la aerolínea anunció que su objetivo es reducir “de manera sustancial” las tarifas aéreas locales, que consideran se encuentra en un “desfasaje en exceso del 30 al 50 %” con respecto a trayectos similares en el mercado europeo.

La concesión de la ANAC tendrá una duración de 15 años. En su plan presentado ante las autoridades argentinas, especifica que planea invertir 3.700 millones de euros entre los próximos cinco y ocho años, período en el que espera contar con un total de 70 aviones de última generación. Para poder operar, ya ha lanzado la convocatoria par contratar a 100 pilotos y 200 tripulantes de cabinas, destinada a los Boeing 737 que operan a nivel doméstico, y posiblemente, para la flota de largo radio formada por Boeings 787 Dreamliner.