Norwegian mete la tijera: cancela rutas y reduce frecuencias

El incremento del 13% en el número de pasajeros transportados en 2018  no le ha valido a Norwegian para evitar los recortes.

Norwegian mete la tijera: cancela rutas y reduce frecuencias

La aerolínea de bajo coste ajusta la operativa de sus Boeing 737 para reducir costes y suspenderá rutas y bases en Europa y los EEUU a partir de abril

Tras la implantación de su plan de ajuste con el que espera lograr un ahorro de 201 millones de euros en 2019, Norwegian da un paso más en los recortes y anuncia una revisión exhaustiva de su operativa con el Boeing 737 -usado especialmente para el corto y el medio radio- que se traducirá en la suspensión de rutas y bases en Europa y los EEUU a partir de abril.

En España, la aerolínea de bajo coste “discontinuará" sus bases en Palma de Mallorca, Gran Canaria y Tenerife, según afirmó en un comunicado.

Así, y con la finalidad de mejorar la rentabilidad, reducir el impacto comercial de la estacionalidad y reducir costes -y afrontar así los problemas generados por su abultada deuda-, la aerolínea de bajo coste realizará varios cambios en su cartera de rutas, además de ajustar su capacidad.

Con el objetivo de garantizar que la menor cantidad posible de sus trabajadores se vea afectada por estos recortes, Norwegian facilitará traslados de base, traspasos al largo radio y reubicaciones

Su objetivo, afirmó, es garantizar que la menor cantidad posible de sus trabajadores se vea afectada por estos recortes, por lo que facilitará “traspasos de personal a la operación del largo radio, traslados de base o facilidades en las peticiones de reubicación”.

Impacto en España

Los ajustes se traducirán fundamentalmente en la suspensión de rutas y bases en Europa y los Estados Unidos, que comenzarán a partir de abril y se extenderán durante la mayor parte de 2019. La decisión afecta a algunas de las rutas que están siendo operadas por los modelos Boeing 737-800 y 737 MAX 8.

En España, la aerolínea de bajo coste “discontinuará" sus bases en Palma de Mallorca, Gran Canaria y Tenerife 

Estos aviones se utilizan principalmente en rutas europeas, pero también en algunas rutas más largas entre Europa y los Estados Unidos o Europa y Oriente Medio. Por su parte, la operativa del Dreamliner no se verá afectada por estos cambios.

En España, la aerolínea de bajo coste “discontinuará sus bases en Palma de Mallorca (PMI), Gran Canaria (LPA) y Tenerife (TCI)”. También lo hará en Roma Fiumicino (FCO) en Italia y Stewart (SWF) y Providence (PVD) en los Estados Unidos. La base Dreamliner de larga distancia en Roma continuará operando con normalidad.

Reducción de frecuencias

Así, Norwegian ofrecerá un total de 122 rutas desde 13 aeropuertos en España, una menos que en la actualidad, ya que suspenderá la que conectaba Tenerife Sur y Roma.

Norwegian ofrecerá un total de 122 rutas desde 13 aeropuertos en España, una menos que en la actualidad, ya que suspenderá la que conectaba Tenerife Sur y Roma

Además, se reducen frecuencias entre Palma de Mallorca y diferentes ciudades europeas como Copenhague, que pasan de 14 a 13 semanales; Oslo, de 9 a 8 semanales; Dusseldorf, de 9 a 7 semanales; y Helsinki, de 7 a 6 semanales.

También se recorta la ruta entre Tenerife Norte y Madrid, que pasa de 9 a 7 frecuencias semanales.

El plan de ajuste no afecta a las otras cinco bases de Norwegian en España: Alicante, Barcelona (dos bases: de corto y largo radio), Málaga o Madrid, ni tampoco a su sede corporativa en Barcelona.

Contacto con los sindicatos

Respecto al personal, la directora comercial de Norwegian y directora gerente de Norwegian Air Resources, Helga Bollmann Leknes, señaló que “nuestro objetivo es garantizar que todo esto afecte al menor número posible de nuestros colegas”.

Según la low cost, los ajustes ya se han comunicado a todos los todos los sindicatos de Norwegian, con los que se ha abierto el diálogo

Sin embargo, añadió, “la compañía ha llegado a un punto en el que necesita realizar los ajustes necesarios en su cartera de rutas para mejorar su sostenibilidad y rendimiento financiero en medio de este entorno tan competitivo”.

Los ajustes ya se han comunicado a todos los todos los sindicatos de Norwegian, con los que se ha abierto el diálogo. En palabras de su directora comercial “ofreceremos traslados de los tripulantes afectados a nuestras bases en Oslo, Estocolmo y Madrid, o a nuestra creciente red de larga distancia operada con el Dreamliner".

Los buenos resultados de la aerolínea en 2018, cuando transportó 37,34 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 13% respecto al año anterior, no le han valido para evitar los ajustes, alentados por los problemas de refinanciación de su deuda, contraída por las adquisiciones de aeronaves necesarias para cumplir con su expansión masiva de rutas en los últimos años.