Norwegian se ajusta el cinturón

Norwegian espera ahorrar más de 200 millones de euros con su nuevo plan de ajuste.

Norwegian se ajusta el cinturón

La aerolínea de bajo coste espera ahorrar más de 200 millones de euros con su plan de ajuste

Norwegian confía en lograr un ahorro de 201 millones de euros para el próximo año, gracias a la puesta en marcha de su plan de ajuste Focus2019.

Este plan fue lanzado hace seis semanas y ha logrado “ahorros significativos” en sus operaciones, informó la aerolínea en un comunicado. Los alcances de estas medidas serán informadas cuando se realice la presentación trimestral de resultados para el año que viene.

Acuerdo con Rolls-Royce

Para no perder competitividad en la temporada de invierno la compañía de bajo coste ajustó su capacidad; o sea, canceló rutas que no aportaban un buen rédito económico o cuya operatividad se había complicado por problemas en los motores Rolls-Royce.

Entre estas se encuentran las conexiones entre Barcelona y Madrid con Fort Lauderdale, cerca de Miami.

Norwegian informó que llegó a un acuerdo con el fabricante de motores británico. Aunque no detalló los alcances del pacto comercial sí adelantó que tendrá un resultado positivo en la empresa para el primer trimestre.

Turbulencias por la expansión

La compañía aseguró que cuenta con los recursos para solventar las entregas de aeronaves para la primera mitad de 2019, incluyendo la refinanciación de uno de los Dreamliners que ya han sido entregados.

Con esta operación Norwegian cuenta con un efecto de liquidez positivo de 27,67 millones de euros.

Esta información llega pocos días después de que medios noruegos como el Dagens Næringsliv (DN) indicara la semana pasada que la empresa matriz de Norwegian Air se enfrenta a una "crisis total" en las próximas semanas si no consigue financiamiento para satisfacer a los acreedores.

Norwegian afirma que aseguró la financiación de todas las entregas de aviones para la primera mitad de 2019

La aerolínea cuenta con una abultada deuda debido a las adquisiciones de aeronaves para cumplir con su expansión masiva de rutas en los últimos años.

Siguen las desinversiones

Otra medida de ajuste emprendida por la aerolínea es la desinversión de aviones, en donde aseguró que hay un “gran interés” por la flota existente como por las futuras entregas.

La compañía firmó recientemente una carta de intenciones para la venta de dos aeronaves que serán entregadas en el primer trimestre de 2019. Las negociaciones acerca de la formación de una 'joint venture' para la propiedad de aeronaves siguen “con intensidad”, ha puntualizado.