Nuevo varapalo a Boeing en China

China Southern da de baja la operación para comprar 64 B737 MAX.

Nuevo varapalo a Boeing en China

China Southern cancela la compra de 64 B737 MAX, un nuevo rechazo de este polémico modelo tras los de las aerolíneas Flyadeal y Azal

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

01/08/2019 - 12:20h

Boeing recibió una nueva cancelación de compra del B737 MAX. Esta vez el rechazo vino de China Southern, una de las mayores aerolíneas del mundo, que suspendió el pedido de 64 unidades.

El anuncio fue realizado de manera informal por Dean Saxby, responsable de la aerolínea para Gran Bretaña e Irlanda, y recogido por TTG Media.

En un encuentro con la prensa, el directivo fue muy preciso sobre la operación: “la orden (de compra) no existe”, dijo. La compañía no lo comunicó oficialmente, pero de confirmarse, la pérdida equivaldría a unos 6.000 millones de euros que Boeing ve evaporarse.

Una de las aerolíneas más grandes del mundo

La aerolínea china tiene una flota de 840 aeronaves, la tercera más extensa del mundo. De ellos, unos 26 son B737 MAX, aviones que tienen prohibido volar desde febrero tras dos accidentes mortales sucedidos con cinco meses de diferencia.

[Para leer más: Boeing recibe otra bofetada con la caída de Jet Airways]

Para China Southern, el impacto económico de tener estas aeronaves en tierra es mínimo. Con los nuevos aviones que están recibiendo –entre ellos los A350- la compañía pudo reemplazar a las unidades vetadas con pocas disrupciones en sus operaciones.

Otras cancelaciones del B737 MAX

La caída de la compra de China Southern se suma a la cancelación que anunció la compañía Azal, de Azerbaiyán, que dio de baja la adquisición de 10 unidades por 1.000 millones de dólares (887,5 millones de euros).

La cancelación de China Southern de 64 aviones es la mayor caída del polémico B737 MAX

Más impactante fue la caída de la transacción pactada con la saudí Flyadeal, que se había comprometido a adquirir 50 B737 MAX por 5.230 millones de euros. Con ese dinero la compañía, filial de la aerolínea estatal Saudia Airlines comprará 30 A320neo, con la posibilidad de sumar otras 20 unidades.

Sin embargo el mayor golpe comercial lo recibió por parte de la india Jet Airways, que fulminó una adquisición de 216 aviones, entre 141 del tipo MAX-8 y 75 del MAX-9.

Tomando como parámetro los precios de catálogo esta compra estaba valorada en 23.650 millones de euros. Sin embargo el motivo no fue la falta de confianza en Boeing sino la quiebra de la aerolínea.

A Boeing se le agota el tiempo

Boeing necesita resolver cuanto antes los problemas de navegación del B737 MAX, para que los organismos reguladores levante el veto a las 370 aeronaves que están paradas desde febrero.

[Para leer más: B737 MAX: ¿el nuevo nombre maldito de la aviación?]

Uno de sus mayores compradores, Ryanair, presiona al fabricante para que ponga fin a su crisis y comience a despachar los aviones comprometidos.

La aerolínea irlandesa tiene firmada una orden de compra de 135 unidades, que fueron reformados a pedido para que puedan viajar 197 pasajeros, 11 más que los habituales, pero ahora su consejero delegado Michael O’Leary cree que no llegarán –con suerte- hasta el verano del 2020.

En tanto IAG mantiene una carta de intención para sumar 200 B737 MAX 8 y MAX 10 a las flotas de sus asociadas, sobre todo a las de Vueling y Level. Pero para que se convierta en una orden de compra tiene que hacerse efectiva, instancia que por ahora el grupo aeronáutico mantiene congelada.