La parálisis del B797 reaviva las esperanzas de Rolls-Royce

Rolls-Royce no quiere repetir errores con el nuevo motor Ultrafan. Foto: Rolls-Royce.

La parálisis del B797 reaviva las esperanzas de Rolls-Royce

La demora en lanzar el proyecto del B797 le sirve a Rolls-Royce para ganar tiempo y desarrollar un motor para este futuro modelo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

03/05/2019 - 18:19h

Hace poco más de dos meses Rolls-Royce anunció que se apartaba de la competencia para dotar de motores al futuro B797. Pero la crisis de Boeing, que le obliga a paralizar o ralentizar proyectos como el de este avión, ahora es una esperanza para el fabricante de turbinas.

El consejero delegado de la firma británica, Warren East, dijo el jueves que “si Boeing cambia los plazos” en el desarrollo de ese avión NMA (acrónimo en inglés de Medio del Mercado) “podemos revisar nuestra decisión” de retirarse del proyecto. “Creemos que técnicamente tenemos una buena solución”, agregó.

[Para leer más: Boeing congela el proyecto del B797]

En un principio Boeing había puesto al 2025 como la fecha para que el futuro B797 comience a operar comercialmente. La presentación en sociedad se supone que iba a ser en el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París-Le Bourget, que se realizará del 17 al 23 de junio, pero con la crisis del B737 MAX 8 nadie cree que se pueda llegar a tiempo.

Si Boeing pospone el proyecto del B797 Rolls-Royce considera que llegará a tiempo para ofrecer su motor Ultrafan para este modelo

Si bien Boeing no anunció una cancelación oficial de este proyecto su consejero delegado Dennis Muilenburg dijo que la prioridad es que el B737 MAX 8 vuelva a volar.

Las esperanzas de Rolls-Royce

Rolls-Royce había depositado sus esperanzas en el B797 como la plataforma de lanzamiento del nuevo Ultrafan.

El Boeing 797 pretende revolucionar los vuelos de bajo coste.
El Boeing 797 pretende revolucionar los vuelos de bajo coste.

Pero con los problemas que el fabricante arrastraba con el Trent-1000 (que obligó a dejar en tierra a muchos B787 Dreamliner) East dijo que era más inteligente retirarse que “arruinar el lanzamiento” y causar dificultades a los clientes.

[Para leer más: Rolls-Royce da un varapalo al proyecto del B797]

El desarrollo del Ultrafan es clave para Rolls-Royce para seducir tanto a Boeing como a Airbus en la provisión de motores en los modelos que tomarán el revelo de los MAX y los A320neo en las próximas décadas.

Rolls-Royce había dejado de fabricar motores para aviones de pasillo único en 2011, y su lugar fue ocupado por sus competidores

Sería la mejor manera de que el fabricante británico vuelva a dotar de turbinas a los modelos de pasillo único, tras su renuncia a este segmento en 2011 por los aviones de doble pasillo, un hueco que rápidamente fue ocupado por sus competidores General Electric y Pratt & Whitney.

Por lo pronto, los motores Ultrafan pueden integrar la nueva generación de A350 que Airbus analiza lanzar hacia finales de 2020.