Así será el pelotazo urbanístico de Aena en Barajas

Aena desarrollará 562 hectáreas en torno al aeropuerto de Madrid-Barajas

Así será el pelotazo urbanístico de Aena en Barajas

El plan urbanístico del aeropuerto de Barajas generará una inversión de 3.000 millones de euros en 40 años

Aena presentó el plan urbanístico para el aeropuerto de Madrid-Barajas, que implicará una inversión público-privada de 2.997 millones de euros, más del doble que el proyectado para Barcelona-El Prat.

El ministro de Fomento Íñigo de la Serna indicó que este plan contempla la gestión de 920 hectáreas que rodean al aeropuerto de la capital, una extensión equivalente a 10 veces el parque El Retiro.

De esos terrenos, al menos 562 hectáreas serán susceptibles de ser desarrolladas, de las cuales 270 hectáreas serán edificables y otras 140 se adaptarán como espacios verdes.

Cuatro veces más grande que la operación Chamartín

De la Serna precisó que “varias marcas y compañías” anticiparon su interés en el proyecto, aunque no precisó cuáles serían.

Barajas contará con una ciudad aeroportuaria con cuatro hoteles, un centro de negocios y la nueva sede de Aena

Este plan multiplica por cuatro el proyecto Madrid Nuevo Norte, conocido como operación Chamartín, agregó el ministro de Fomento.

Cómo es el plan urbanístico

El plan en Barajas se divide en cuatro vertientes: una zona de actividades aeronáuticas, un polo logístico, una zona denominada ‘Airport City’ y un centro de ocio y actividad comercial.

En la fase inicial de lanzamiento, con una duración prevista de ocho años, se van a construir más de 55 hectáreas, con una inversión de 953 millones de euros, y los desarrollos se centrarán en usos logísticos y se iniciará el Airport City.

En una segunda fase, que se emprenderá hacia el 2026, se prevé construir en más de 95 hectáreas adicionales, con una partida de 739 millones de euros.

Al inicio de esta fase se habrá consolidado el Airport City y se iniciará la actividad en los centros de ocio, detalló De la Serna. En ella, también se contempla edificar un centro de negocios, cuatro hoteles con 900 habitaciones, y la nueva sede corporativa del gestor aeroportuario.

En una tercera etapa se consolidará el desarrollo de todas las zonas con la construcción de 120 hectáreas adicionales, para lo que se aportará una inversión adicional de 1.305 millones de euros.

La inversión global en este proyecto es más del doble que la contemplada para Barcelona-El Prat, que será de 1.264 millones, pero con un desarrollo a 20 años vista.

Hacia los aeropuertos inteligentes

La intención de Jaime García-Legaz, como había anticipado en la última junta de accionistas, es avanzar hacia el concepto de aeropuertos inteligentes, que implica terminales con un mayor desarrollo tecnológico, y que tengan un universo de actividades comerciales y de ocio que permitan incrementar los ingresos de la empresa público-privada.

Por ello, los terrenos que Fomento desarrollará serán de propiedad de Aena, y cobrará un canon por las concesiones inmobiliarias.

Facturación en aumento

En último ejercicio, Aena ha facturado 4.027 millones de euros, de los cuales 2.692 millones (66,85%) corresponden a ingresos del negocio aeronáutico.

El resto se divide entre 1.060,6 del área comercial (26,92%) y 61,1 millones de los servicios inmobiliarios (1,52%). En sus cuentas, también hay 215,5 millones (5,35%) de las inversiones internacionales.