Las pensiones agujerean las cuentas de Air France-KLM

Los directivos de Air France-KLM presentan los resultados del grupo aéreo. EFE-Yoan Valat

Las pensiones agujerean las cuentas de Air France-KLM

Air France-KLM pierde 275 millones de euros por las provisiones extraordinarias en los planes de pensiones

La primavera financiera en Air France-KLM duró dos años. Tras dejar las pérdidas en los resultados de 2015 y 2016, el año pasado el grupo aéreo regresó a los números rojos con un déficit de 275 millones de euros, cuando en el ejercicio anterior había obtenido 792 millones de euros de beneficios.

El responsable del agujero negro en las cuentas ha sido la puesta en marcha de dos planes de pensiones para sus empleados, los cuales implicaron un desembolso extra de 1.429 millones de euros.

Si no fuera por este punto, Air France-KLM habría tenido un beneficio neto de 1.155 millones, 363 millones más que el ejercicio anterior.

Más ingresos

Durante 2017, Air France-KLM elevó un 3,8% sus ingresos hasta los 25.781 millones de euros, frente a los 24.844 millones de euros contabilizados un año antes.

Inclusive el resultado operativo del ejercicio fue positivo, con unas ganancias de 1.488 millones de euros en 2017, un 41,8% más que los 1.049 millones de euros del año anterior.

Los directivos de Air France-KLM no ven un mal resultado en sus cuentas, pese al déficit de 275 millones de euros

El presidente de Air France-KLM, Jean-Marc Janaillac, ha calificado de "buenos" estos resultados y ha destacado el aumento del 42% de los ingresos operativos y la mejora significativa del perfil financiero del grupo aéreo durante el 2017.

"Estos logros fueron de la mano de importantes avances estratégicos que incluyen el fortalecimiento y la ampliación de nuestra red de alianzas y el exitoso lanzamiento de 'Joon'", ha recalcado el directivo, en referencia a la marca de bajo coste del grupo que está reemplazando a Air France en algunas de sus rutas, como la conexión entre Barcelona y París.

Crecimiento explosivo del etbida

Las compañías más grandes del grupo obtuvieron un crecimiento importante en sus respectivos beneficios brutos antes de impuestos. En el caso de Air France, el ebitda fue de 1.761 millones de euros (+247%) y KLM alcanzó los 1.496 millones (+307%). Estas aerolíneas han incrementado sus ingresos un 2,7% y un 5,5%, respectivamente.

Por su parte la filial Transavia, que aumentó un 12,2% su tráfico de pasajeros, facturó un 17,9% más, hasta los 1.436 millones de euros. En su resultado de explotación deja atrás los 'números rojos,' con un beneficio de 81 millones de euros frente a las pérdidas de 35 millones de euros del ejercicio anterior.

Previsiones para el 2018

Para este año los directivos de Air France-KLM contemplan un escenario con algunas turbulencias a la vista. Asumen que habrá un aumento del petróleo que implicará un incremento de los costes en 150 millones de euros (+3,2%), pero creen que se podrá compensar con el aumento del tráfico aéreo.

Para aprovechar este crecimiento del mercado, el grupo planea aumentar la capacidad entre un 3% y un 4% en los asientos disponibles para la red de pasajeros de Air France y KLM, y entre 6% y 7% para Transavia.

Los resultados de las primeras semanas del año dan una confirmación para el optimismo del grupo franco-holandés: "Las reservas actuales de larga distancia para los próximos tres meses están por encima de los niveles del año pasado, con un fuerte incremento en marzo por la Semana Santa", apuntaron sus directivos.