El petróleo arruina la fiesta del turismo low cost

Un avión de la low cost Ryanair pasa por delante de una aeronave de Norwegian. Foto: Archivo

El petróleo arruina la fiesta del turismo low cost

Las tarifas aéreas subirán el 2,6% y las de hotel el 3,7% en el 2019, por el aumento del petróleo y el proteccionismo comercial

Las aerolíneas tienen dos opciones ante el aumento del petróleo: subir sus tarifas o desaparecer. Así lo expresó en varias oportunidades el polémico Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, cuando hacía gala de su modelo de bajo coste. Con un barril de petróleo que cotiza a 73,44 dólares, las compañías low cost afrontan un futuro cercano con incertiumbre.

El combustible había tocado un piso de 34,74 dólares en enero de 2016, y desde ese entonces ha iniciado una carrera ascendente que le llevó a subir el 111,4%.

Ante este panorama, el sector aeronáutico prevé que para el año que viene los billetes subirán el 2,6%, vaticina un informe de GBTA (Global Business Travel Association) y Carlson Wagonlit Travel.

No es el único factor que impulsará el aumento de los billetes: el auge de las políticas proteccionistas avivará las guerras comerciales, y las dudas en torno al “brexit” pueden aportar más inestabilidad al mercado, indica Michael McCormick, director ejecutivo de GBTA, asociación que congrega a 9.000 profesionales de la industria turística.

Más costes para las low cost

Además el mercado aéreo verá que la demanda de pilotos y tripulantes obligará a mejorar las condiciones contractuales de su personal, lo que llevará a un aumento de los costes de personal; todo un aviso a las low cost que afrontan diferentes conflictos laborales.

En España, indica el informe de esta asociación, los billetes aéreos puede subir al triple de la media, hasta un 6,7%, mientras que el resto de Europa Occidental presenciará un incremento del 4,8%.

Los billetes de avión en España pueden subir el 6,7%, el triple que la media global

En tanto en EEUU los pasajes subirán el 1,8%, en Latinoamérica el 2%, mientras que en Asia-Pacífico, los precios ascenderán el 3,2%, donde los mayores picos se darán en Nueva Zelanda (7,5%) e India (7,3%). La excepción será Japón, con una caída del 3,9%, por la mayor competencia de cara a los Juegos Olímpicos de 2020.

Más demanda en hoteles

El estudio de GBTA y CWT estima que el crecimiento del mercado aeronáutico, pese al aumento de las tarifas, también impulsará al sector hotelero.

Los establecimientos, ya sean de grandes cadenas como pequeños hoteles boutique, están realizando importantes inversiones en mejorar su infraestructura y en adaptarse a las nuevas tecnologías, ya sea en sus sistemas de reserva y distribución como en la mejora de la experiencia de los usuarios.

Las fusiones entre los grupos más importantes del mercado seguirán a la orden del día, y los hoteles refuerzan sus estrategias para no perder mercado frente a Airbnb y otras plataformas de alquileres vacacionales.

Aumentos en el precio de los alojamientos

Para el próximo año estos factores llevarán a que los precios de los hoteles suban un 3,7%, pero en España el incremento puede llegar al 8,5%. Esta cifra atentaría contra las estrategias para mantener el récord turístico, cuyo crecimiento se está ralentizando.

Además llevaría a que los hoteles españoles pierdan competitividad frente a destinos emergentes más baratos como Turquía y Egipto, que le están quitando una importante cuota de mercado.

Incrementos en la categoría intermedia

El aumento global será más pronunciado en los hoteles de categoría intermedia, en el orden del 8,6%, que en los más exclusivos (+8,4%).

Mientras que en Europa occidental el precio de los alojamientos pueden subir el 5,6%, se prevé un descenso del 1,5% en Oriente Medio y África; lo que puede complicar más al turismo español, que absorberá a los turistas menos gastadores.