Por qué los pilotos huyen a China

China necesitará 5.000 pilotos al año en las próximas dos décadas.

Por qué los pilotos huyen a China

China necesita pilotos desesperadamente. Y ofrece condiciones inmejorables para los pilotos extranjeros

El sector de la aviación en China va paralelo a su economía: crece y crece, y no aparenta ser una burbuja. En sólo cinco años las aerolíneas del país pasaron de 28 a 55 compañías, y la flota se triplicó en una década, hasta superar las 2.700 aeronaves.

El mercado crece junto al ascenso de su gigantesca clase media, que mueve miles de millones de euros en sus viajes internos y al extranjero.

Déficit de pilotos

Según Boeing la región de Asia-Pacífico necesitará 248.000 pilotos en los próximos 20 años.

China liderará la demanda, porque se espera que su tráfico aéreo se cuadriplique, para coronarse como el mercado más grande del mundo.

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) estima que las aerolínea del país necesitarán 3.000 pilotos anuales para el próximo trieno, y este número puede crecer a los 5.000 al año a partir de la próxima década.

China necesita al menos 3.000 pilotos al año, pero de las academias egresan 1.300 tripulantes al año

Soluciones posibles

Uno de los problemas es que las 12 escuelas de vuelo autorizadas en China no dan abasto: cada año egresan de 1.250 a 1.300 pilotos, pero necesitan varios años de carrera hasta que lleguen a comandante.

Las soluciones de las aerolínea son dos: aumentar la edad de jubilación hasta los 65 o 70 años o tirar de talonario para seducir a pilotos de otros países, sobre todo de Corea del Sur pero también de Estados Unidos, Rusia, Brasil, y por supuesto, Europa.

Qué ofrecen las aerolínea chinas

Un vistazo al portal Wasinc International, que suele publicar ofertas de trabajo en aerolíneas, evidencia las condiciones inmejorables de las compañías chinas: los salarios van 12.000 hasta 20.000 mensuales, que con bonus y otros incentivos, puede llegar a totalizar 250.000 euros anuales para un comandante.

Además ofrecen facilidades fiscales como tributar bajo la ley china, menos recaudatoria que la de EEUU y los países europeos.

Como comparación basta recordar que los salarios base anuales en las aerolíneas que operan en España van desde 34.000 a los 91.800 euros, según la categoría.

Condiciones inmejorables

En las condiciones, proponen trabajar cuatro semanas y otras cuatro de descanso, con pasajes gratis en primera clase para el empleado o sus familiares.

Es que las aerolíneas saben que la mayor dificultad reside en captar pilotos que estén dispuestos a mudarse a China, una opción que es contemplada sobre todo para pilotos jóvenes o que no tengan familia.

Por ello los salarios más altos son para los que deciden instalarse en el gigante asiático, y con contratos que van de uno a tres años.

Apertura de las aerolíneas

La caza al piloto extranjero se abrió en 2007, cuando el gobierno chino relajó las condiciones para contratar trabajadores de otros países, lo que llevó a la aerolínea de Shanghái Spring Airlines a ser la primera en sumar tripulantes de Corea del Sur.

Además de esta aerolínea también Okay Airways, Shenzhen Airlines, Hainan Airlines, Lucky Air, West Air, Tianjin Airlines y Sichuan Airlines han seducido a pilotos extranjeros, cuya colonia ya supera los 2.200 miembros.

Pero no todo parece tan idílico: uno de los puntos que desespera a las aerolíneas es la burocracia del gobierno chino, que puede demorar hasta dos años la autorización para que un piloto extranjero pueda volar en las aerolínea del país. Y las aerolíneas tienen mucha prisa.