Los pilotos de Ryanair quieren más del 20% (y SEPLA resurge)

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, insta a SEPLA a que acepten el aumento salarial.

Los pilotos de Ryanair quieren más del 20% (y SEPLA resurge)

El aumento del 20% propuesto por Ryanair es rechazado por SEPLA, que insiste en ser el único interlocutor de las negociaciones

Ryanair y SEPLA vuelven a afilar sus armas. La propuesta de aumento salarial que propone la dirección de la aerolínea es rechazada por el sindicato de pilotos, que previamente quiere obtener su reconocimiento como interlocutor y que los contratos se regulen bajo la legislación española, condiciones que la empresa no está dispuesta a aceptar.

Michael O’Leary invierte los términos: insta a los pilotos a que voten si aceptan el incremento salarial, y luego estaría dispuesto a negociar sobre el reconocimiento al sindicato. Inclusive el directivo mete presión para que los pilotos se decidan antes del 15 de febrero, para que el aumento pueda ser incluido en las siguientes nóminas.

Esta es la estrategia que Ryanair ha seguido en las bases del Reino Unido, donde los pilotos primeros pactaron el aumento salarial y luego lograron el reconocimiento del sindicato Balpa.

SEPLA dice que no negociará hasta que los pilotos contratados como falsos autónomos sean reconocidos como empleados de Ryanair

O’Leary desafío a los pilotos a que sigan con las dos demandas que presentaron ante la justicia: una para que sean contratados por la legislación europea y otra para terminar con la figura de los falsos autónomos entre estos empleados. "Las acciones legales que ha anunciado SEPLA fracasarán. Y tardarán meses o años en resolverse", advirtió el directivo. "Si quieren que nos veamos en los tribunales, nos veremos en los tribunales", agregó.

Por qué los pilotos rechazan el aumento

Los pilotos agrupados en SEPLA dijeron que el aumento del 20% “no es real”, porque implica que los trabajadores sigan contratados bajo la legislación irlandesa y que renuncien a días de vacaciones y de libranza.

Ryanair insta a los pilotos a que acepten el incremento salarial antes del día 15

El sindicato rechaza el sistema de negociación que propone Ryanair: en un comunicado, ha detallado que la aerolínea designa “unilateralmente” a un representante de los pilotos en cada base. SEPLA rechaza este sistema, y pide que sean los pilotos los que elijan al negociador.

SEPLA recupera protagonismo

El conflicto con Ryanair da, por tanto, un nuevo protagonismo a SEPLA. Su proyección pública y ante los directivos de aerolíneas se había diluido en los últimos años gracias a la “pax aeronáutica”, que las compañías acordaron directamente con sus trabajadores. SEPLA es un sindicato que se caracteriza por sus actitudes de choque con las empresas, que en algunos casos llegaron a comprometer la operatividad y continuidad.

Se recuerda, por ejemplo, los 18 días de huelga entre diciembre de 2011 y abril de 2012 en Iberia por la creación de Iberia Express (que llevó a una demanda por parte de IAG a la central sindical), o el rechazo –a diferencia de los otros sindicatos- a la mediación en marzo de 2013 por el ERE en la aerolínea española.

También Air Europa sufrió, entre septiembre de 2011 y enero de 2012, una oleada de 35 jornadas de huelga de sus pilotos en protesta por los despidos en la aerolínea del Grupo Globalia.