Pilotos y TCP: cara y cruz de la negociación de Ryanair

El acuerdo alcanzado con sus pilotos basados en España supone un cambio de tendencia en la posición de Ryanair.

Pilotos y TCP: cara y cruz de la negociación de Ryanair

Los pilotos logran que la aerolínea irlandesa acceda a adaptar sus contratos a la legislación española mientras los tripulantes ven frustradas sus demandas

Los tripulantes de cabina (TCP) y Ryanair vuelven al punto muerto. Un nuevo frenazo a la negociación con sus trabajadores españoles que contrasta con la postura que la compañía mantiene con los pilotos, con quienes alcanzó un acuerdo histórico por el que se compromete a adaptar sus contratos a la legislación laboral española.

Las concesiones, sin embargo, dejaron fuera a los tripulantes de cabina. Según informaron los sindicatos USO y SITCPLA, la reunión con los representantes de la aerolínea –a la que también asistió el director general de Trabajo, Ángel Allué- concluyó anoche tras más de cinco horas “nuevamente sin acuerdo”.

El colectivo de tripulantes españoles no descarta nuevos paros en Navidad si no hay avances en la negociación

Más cerca la huelga en Navidad

Los sindicatos de tripulantes de cabina –colectivo que engloba a alrededor de 1.800 trabajadores en España- denunciaron tras la reunión que "Ryanair ha vuelto a despreciar a sus tripulantes, poniendo límites y trabas a la negociación, y pretendiendo vetar a los representantes que cada uno de los sindicatos designamos para asistir a las negociaciones".

Los representantes de los trabajadores manifestaron que la aerolínea “no avanza en dar respuesta a las reclamaciones de aplicación de la ley local a sus trabajadores en España, por lo que cada vez está más cerca la convocatoria de una huelga en navidades", según argumentó el responsable de Vuelo de USO sector Aéreo, Ernesto Iglesias.

Los sindicatos de los tripulantes calificaron de "despropósito" la posibilidad de que los pilotos tengan contratos locales y los TCP no

La diferencia de trato entre trabajadores indigna a los tripulantes, que manifiestan “no entender los motivos de Ryanair”. En este sentido, el responsable de Relaciones Externas de SITCPLA, Antonio Escobar, se preguntó si “¿podría suceder que a partir de enero de 2019 los pilotos sí tuvieran contratos locales y los TCP no?”, lo que calificó de “despropósito”.

Aplicación de la legislación española

USO y SITCPLA exigieron en un comunicado al Ministerio de Trabajo “que no consienta más la actitud desafiante con la que Ryanair viene a cada mediación y que imponga, de manera inmediata, la aplicación de la legislación laboral española”.

Pese al desencuentro con los TCP, el acuerdo alcanzado por Ryanair con el sindicato de pilotos (Sepla) indica un cambio de la actitud mantenida hasta el momento por parte de la aerolínea 

Además añadieron que "la ministra Valerio debe recuperar el control y poner fin a este conflicto tan grave y creciente".

A pesar del desencuentro con los TCP, el acuerdo con el sindicato de pilotos (Sepla) indica un cambio de la actitud mantenida hasta el momento por parte de la aerolínea de bajo coste.

Tras el acuerdo, que reconoce la aplicación de la legislación laboral española a los contratos de los pilotos que están radicados en España (unos 800), el Sepla se comprometió a retirar la demanda que presentaron a finales de julio ante la Audiencia Nacional contra la aerolínea por mantener al colectivo que opera en España bajo la legislación irlandesa.

El Sepla, a diferencia de los sindicatos españoles de tripulantes de cabina, optó por la vía judicial y no por la convocatoria de huelga para reclamar a la aerolínea que aplicarse la legislación laboral específica del territorio en el que opera.