La primera clase resucita en los vuelos regionales

La primera clase de United tendrá 10 plazas en los CRJ-550, que se usan para vuelos regionales. Foto: Bombardier.

La primera clase resucita en los vuelos regionales

United Airlines rema contra corriente y ofrecerá servicio de primera clase en vuelos regionales en EEUU

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/10/2019 - 11:16h

Acorralada por el incremento del lujo de la business, la primera clase sobrevive en grandes aerolíneas y sobre todo en vuelos de largo radio. Sin embargo United Airlines pretende revertir esta tendencia y lanza un servicio exclusivo para sus vuelos regionales en EEUU.

Esta primera clase para vuelos de corto radio, llamada United First, se ofrecerá en los nuevos Bombardier CRJ-550, que heredan las características de los CRJ-700.

Se trata de un modelo con una capacidad para 70 pasajeros y una autonomía máxima de 2.600 kilómetros.

Menos asientos

Cuando la mayoría de las aerolíneas regionales o de bajo coste agregan asientos en la cabina hasta el filo de lo imposible, United decide tomar el camino inverso: la compañía estadounidense elimina 20 plazas y crea una nueva cabina, que consiste en una primera clase con 10 ubicaciones, 20 en la categoría económica plus y 20 en la más básica.

[Para leer más: La business noquea a la primera clase en Asia]

La aerolínea calculó que la pérdida de 20 asientos incrementará los costes por cada vuelo un 10%, pero la llegada de las plazas premium y otros servicios de primera categoría ayudará a revertir esos números, dijo Ankit Gupta, vicepresidente de United para la red de vuelos domésticos a Bloomberg.

Los pasajeros de primera clase en los vuelos regionales tendrán asientos separados a un metro de distancia. Y podrán subir hasta las maletas más grandes en la cabina

Los viajeros de la primera clase tendrán asientos con una separación entre filas de 106 centímetros, lo que les permite extender un apoyapies que convierte, casi casi, a la plaza en una cama.

Todo el equipaje que quieran

Otro atractivo para seducir a estos viajeros premium es el rediseño de los maleteros, lo que les permite subir a la cabina no solo con el equipaje de mano sino también las maletas de mayor tamaño.

Para ello se habilitaron habitáculos similares a los que se pueden ver en los trenes de alta velocidad y larga distancia.

[Para leer más: Las 10 ideas de United para convertirse en una aerolínea amable]

De esta manera, los pasajeros de la primera clase no tendrán necesidad de despachar el equipaje si realizan este vuelo para llegar a Nueva York o Chicago como destino final.

Comer a bordo

En la primera clase a los viajeros se les convidará con una selección de frutas y quesos, y a pocos metros tendrán a su disposición un auto servicio de snacks premium y bebidas no alcohólicas.

Además de la renovación de los aviones regionales United ha mejorado las cabinas de 25 B767-300 que se usan en vuelos transatlánticos

Si quieren beber vino, champagne o whisky, tendrán que solicitarlo a los tripulantes de cabina, que lo servirán en los mismos vasos que usan en la clase Polaris, el servicio exclusivo para los vuelos internacionales de United.

Los CRJ-500 de United conectarán ciudades medianas y pequeñas con Chicago y Nueva York. Foto: Flickr.

Renovación de la flota

El plan de esta aerolínea es contar con 54 CRJ-500 para el 2021. En enero serán 35 aviones que conectarán al aeropuerto de Chicago con 15 ciudades medianas y pequeñas de EEUU, y en febrero llegará a Nueva York, más tarde será el turno de Washington, y lo más lejos que llegarán estos vuelos será a St. Louis.

La presentación en sociedad de los nuevos aviones regionales forma parte de un ambicioso programa de renovación de la flota de United, que ha mejorado las cabinas de 24 B767-300ER que se usan en los vuelos transatlánticos, en donde se incorporaron 46 nuevas plazas en business y 22 en económica premium, dejando solamente 99 asientos en la categoría más básica.