La producción del Boeing 737 MAX se desploma

Boeing reducirá la producción del B737 MAX hasta que se resuelva la crisis de este modelo.

La producción del Boeing 737 MAX se desploma

Boeing recortará en un 19% la fabricación del B737 MAX, pendiente de que se resuelva la crisis y se levante la prohibición de volar

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/04/2019 - 11:42h

Boeing decidió ralentizar el ritmo de fabricación de los B737 MAX a la espera de que se resuelva la crisis desatada tras dos accidentes fatales de este modelo en cinco meses. La firma estadounidense reducirá la producción de 52 a 42 aeronaves mensuales, un 19% menos.

Este freno se produce mientras los ingenieros desarrollan contrarreloj un software que permita solucionar los problemas de navegación que tuvo el sistema MCAS, que las investigaciones señalan como posible responsable de los accidentes de Lion Air en Indonesia, en octubre; y el de Ethiopian Airlines, en Etiopía, en marzo.

[Para leer más: El avión estrella de Boeing puede convertirse en un agujero negro]

El consejero delegado de Boeing, Dennis Muilberg, aseguró que el recorte en la fabricación no implicará despidos ni reducciones de turnos entre los operarios de las plantas ubicadas en el estado de Washington.

Boeing cuida el bolsillo

Esta medida se toma para evitar un mayor impacto financiero por la crisis del B737 MAX, modelo que tiene prohibido volar en gran parte del mundo.

Boeing afronta pérdidas por hasta 2.400 millones de euros mensuales por la crisis del B737 MAX, calcula J.P. Morgan

Según los analistas de J.P. Morgan citados por Bloomberg, Boeing afronta pérdidas de entre 1.330 y 2.400 de millones de euros al mes debido a las cancelaciones de los pagos de las aerolíneas clientes del B737 MAX, suspendidos hasta que la seguridad de este modelo esté garantizada.

Los aviones se acumulan

Si los entes reguladores como la Agencia Federal de la Aviación (FAA) de EEUU se toman su tiempo en dar luz verde a las operaciones del B737 MAX, se prevé que más de un centenar de aviones sin estrenar se acumulen en las factorías de Boeing y en aeropuertos del oeste de EEUU.

[Para leer más: Este es el plan de Boeing para salir de la peor crisis de su historia]

Por ejemplo, hacia el viernes había 21 de estas aeronaves aparcadas en el aeropuerto de Paine Field, al norte de Seattle; y otros ocho en la fábrica de Boeing que se encuentra al sur de esta ciudad, precisa el experto Chris Edwards.

Preocupación de los proveedores

Cada B737 MAX tiene 600.000 componentes, muchos de ellos fabricados por proveedores que invirtieron grandes sumas para ampliar su capacidad de producción y contratar trabajadores.

Antes de la crisis Boeing pensaba fabricar hasta 70 aviones al mes, casi más de dos al día

Las expectativas de Boeing antes de los accidentes era llegar a un ritmo mensual de fabricación de 70 aviones mensuales, o sea poco más de dos al día.

La crisis del mayor éxito comercial

Con 5.100 pedidos, este es el modelo con más éxito comercial en la historia de Boeing. Pero la paralización de los vuelos pueden implicar un grave perjuicio financiero si se sucede una ola de cancelaciones. Por ahora la única importante fue la de Garuda Indonesia, que suspendió la compra de 49 aeronaves por un monto de 5.320 millones de euros.

Entre las entregas pendientes, las mayores órdenes corresponden a Southwest Airlines con 249 unidades, Flydubai con 237, Vietjet Air con 200 y Lion Air, la protagonista del accidente de octubre, con 187 unidades.