Estas próximas huelgas pueden arruinar tus vacaciones

El fin de semana El Prat vivió una jornada complicada entre la huelga y la tormenta. Alejandro García-EFE.

Estas próximas huelgas pueden arruinar tus vacaciones

A la huelga de los trabajadores de tierra de El Prat se sumarán la de los empleados de Renfe y los vigilantes de seguridad del aeropuerto de Barcelona

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/07/2019 - 10:25h

La temporada de verano se anticipa agitada en la movilidad, sobre todo en Barcelona. Tras la huelga de trabajadores de tierra de Iberia en El Prat, que obligó a cancelar 143 vuelos, los vigilantes de seguridad de este aeropuerto amenazan con huelgas indefinidas a partir del 9 de agosto. Además este miércoles se inicia el primer paro (de cuatro programados) de empleados de Renfe.

Cuatro días de huelgas en plena operación salida

Las cuatro jornadas de paro convocadas por la CGT de Renfe será el 31 de julio, el 14 de agosto, el 30 de agosto y el 1 de septiembre, de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00 horas, fechas marcadas por la salida y el retorno de las vacaciones.

Por la medida Renfe canceló 707 trenes, de los cuales 230 son servicios de AVE y Larga Distancia y los restantes 477 de Media Distancia (Regionales).

Los servicios mínimos garantizan la circulación del 78% de los trenes de alta velocidad y Larga Distancia, y del 65% de los de Media.

Las huelgas parciales de Renfe se realizarán en los días de más movilidad de pasajeros por la operación salida

Estas jornadas se suman así a la huelga que convocó CCOO el pasado 15 de julio en Renfe y que se saldó con la cancelación de 320 trenes de pasajeros de los 990 previstos.

Según precisó la CGT, con estos paros parciales busca obtener un aumento de las tasas de reposición “para lograr una mejora de los servicios”, el aumento del derecho a la conciliación familiar, el freno a la externalización de servicios y lograr una mejor promoción interna.

Temor al caos en El Prat

Los vigilantes de seguridad de El Prat vuelven a agitar el temor al caos vivido por el aeropuerto de Barcelona hace dos años. El comité de empresa de Trablisa, la compañía encargada de los controles en el aeródromo, registrará este lunes su convocatoria de huelga ante la Consejería de Trabajo.

[Para leer más: Más de 1.000 vuelos serán afectados por la huelga en Barcelona-El Prat]

El plan de los sindicalistas es que a partir del 9 de agosto se inicie una huelga indefinida para reclamar mejoras salariales y laborales. Los sindicatos más importantes del sector como USO se desmarcaron de la medida de fuerza, impulsada por centrales con poco peso entre los trabajadores como Alternativa Sindical, SPS, STTS y PROU.

Sin embargo, algunos de estos sindicatos como PROU lograron, en el verano de 2017, lanzar una huelga que paralizó a El Prat durante varios días y que terminó con la intervención del gobierno y la imposición de un laudo arbitral.

Precisamente el cerebro de aquel paro, Juan Carlos Giménez, vuelve a estar presente como asesor del comité de huelga. Este sindicalista dijo a Europa Press que la plantilla de Trablisa se movilizará “hasta que se solucione el conflicto”.

Qué exigen los vigilantes de seguridad

Los vigilantes de seguridad reclaman un plus de un euro por hora por la "carga física y mental que soporta" este colectivo por la afluencia de viajeros y horas de trabajo, y la recuperación del plus de aparcamiento.

El cerebro de los paros que paralizaron El Prat en el 2017 vuelve a agitar el fantasma de las huelgas indefinidas en el aeropuerto de Barcelona

Los trabajadores, además, piden descansos de diez minutos por hora y formación para toda la plantilla, entre otras reivindicaciones.

El pasado mes de junio, el comité de Trablisa ya convocó huelga indefinida en El Prat, aunque el 3 de julio decidió desconvocarla, después de una reunión de mediación en el Departamento de Trabajo, para evitar incurrir en una ilegalidad, ya que el motivo de la protesta estaba judicializado.

Cancelaciones en El Prat

El aeropuerto de Barcelona tuvo que cancelar 143 vuelos el pasado fin de semana por la protesta de los trabajadores de tierra de Iberia, que presentan servicios a esta y otras 27 compañías aéreas, entre ellas Vueling y British Airways.

[Para leer más: El cerebro del caos en El Prat amenaza con nuevas huelgas]

La UGT estimó el alcance de la huelga en un 80% -sin contar los trabajadores que tuvieron que acatar los servicios mínimos-, mientras que Iberia aseguró que el seguimiento rondó entre el 17,5% y el 14,7% entre el sábado y el domingo.

A los retrasos por la huelga de los trabajadores de tierra en El Prat se sumó la paralización del aeropuerto por la tormenta del sábado

El presidente del comité de empresa de Iberia Catalunya, José Antonio Ramírez, afirmó que puede haber nuevas huelgas si la empresa no está dispuesta a negociar: "No descartamos ningún escenario. Estamos convencidos de que esto debe tener una solución definitiva y la vamos a buscar de cualquier manera".

La mañana del sábado fue más complicada en el aeropuerto catalán porque a esta medida de fuerza se sumaron los retrasos por la fuerte tormenta que azotó al litoral de Cataluña, que implicó que ningún avión pudiera despegar o aterrizar durante una hora.