Rolls-Royce se carga al 8% de su plantilla

Rolls Royce busca ahorrar 454 millones de euros al año con el plan de ajuste.

Rolls-Royce se carga al 8% de su plantilla

Rolls-Royce anuncia un plan de ajuste que implica el despido de 4.600 empleados

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

14/06/2018 - 10:17h

Rolls-Royce afronta uno de los meses más difíciles de los últimos años. El fabricante británico de motores para la industria aeroespacial anunció una reestructuración que implicará el despido de 4.600 puestos de trabajo.

El anuncio se realizó una semana después de que reconociera públicamente de que varios motores de las series Package B y C tendrán que ser revisados por fallos técnicos.

Objetivo: ahorrar más de 450 millones al año

El plan de ajuste tendrá un coste de 567 millones de euros, y la mayor parte de los empleos que se suprimirán son de las plantas del Reino Unido.

El objetivo del fabricante es alcanzar un ahorro de 454 millones de euros al año hacia el 2020.

Rolls-Royce pretende ahorrar 450 millones de euros por año de cara al 2020

Como suele ser habitual en estos casos, Rolls-Royce diluyó el impacto de las medidas anunciando que este ajuste “ofrecerá mejores rendimientos, mayores márgenes y un incremento del flujo de caja", indicó en un comunicado.

Más de 1.500 puestos menos en 2018

Alrededor de la tercera parte del ajuste de empleo anunciado, algo más de 1.500 puestos de trabajo, se llevará a cabo a finales de 2018 y se aumentará su impacto a medida que avance 2019, con el objetivo de completar el programa de reestructuración a mediados de 2020.

"La creación de una organización más racional con ritmo y simplicidad en su núcleo nos permitirá generar rentabilidades y ser capaces de invertir de cara al futuro", declaró Warren East, consejero delegado de Rolls-Royce.

Ganar agilidad

El directivo señaló que la compañía pretende “reducir su complejidad” para ganar agilidad en la toma de decisiones y eliminar duplicidades.

Las acciones de Rolls-Royce comenzaron la sesión en la Bolsa de Londres con una subida superior al 2% tras el anuncio del plan de reestructuración.