Airbus se queda sin motores para el A330neo

Las demoras de Rolls-Royce en la fabricación de los Trent 7000 fastidian a Airbus.

Airbus se queda sin motores para el A330neo

Rolls-Royce reconoce que no puede entregar a tiempo las turbinas comprometidas para los A330neo

Rolls-Royce pincha los planes de Airbus de tener al nuevo A330neo listo para fin de año. El fabricante de turbinas reconoció que no llega a tiempo con las entregas pactadas con el consorcio europeo debido a diversos problemas técnicos y operativos.

Para cuando termine el mes de octubre solo 10 motores Rolls-Royce Trent 7000 habrán sido entregados a Airbus. Este número está “muy lejos” de las 30 turbinas comprometidas con el fabricante de aviones, que como mucho, podrá completar el montaje de 15 aviones de fuselaje ancho para fin de año, informa Bloomberg.

Boeing también tiene problemas por culpa de Rolls-Royce

Los tropiezos de Rolls-Royce no solo fastidian la producción de Airbus: Boeing padece de dolores de cabeza por los problemas del Trent 1000, que obligó a que varias aerolíneas tengan que dejar en tierra sus B787 Dreamliner mientras eran sometidos a revisiones técnicas.

De los 30 motores que Rolls-Royce se había comprometido a entregar a Airbus solo pudo despachar 10

Las complicaciones causadas por Rolls-Royce llevó a que algunas aerolíneas se vean forzadas a alquilar otras aeronaves para cumplir con sus cronogramas en plena temporada de verano, como hizo como Norwegian con el A380 de Hi Fly.

Fuente de ansiedad para los clientes

De hecho, los problemas con esos motores se convirtieron en una “fuente de ansiedad de nuestros clientes, y no debemos exacerbarla por la falta de entregas de los Trent 7000”, dijo un comunicado de Rolls-Royce dirigido a sus empleados.

“Hemos causado un gran problema a Airbus, y estamos trabajando con ellos para solucionar la situación con sus clientes”, puntualiza el texto firmado por el presidente de la división aeroespacial civil Chris Cholerton y el director de grandes motores, Chris Young.

Impacto en bolsa

La difusión de estos problemas para Airbus provocó que la cotización de Rolls-Royce se derrumbe un 10,6% al mediodía del viernes 26, pero luego recuperó levemente su cotización, hasta dejar un 4,69% en el día. En tanto, Airbus pierde en bolsa un 2,79%.

Pratt & Whitney, la otra pesadilla de Airbus

Airbus tenía la esperanza de que a fin de año el A330neo pudiera ver la luz, modelo que ya lleva un año de retraso. Los problemas con los motores alejan el sueño de llegar a los 800 aviones fabricados en el año en la planta de Tolouse.

Además otro fabricante de motores, Pratt & Whitney, también está fallando en el cronograma de entregas y llevará a que Airbus produzca entre 30 y 40 aviones A320neo menos de los esperados.

Amenazas de sanciones

Rolls-Royce tiene a la vuelta de la esquina la amenaza de problemas económicos por incumplir con los plazos: además de las sanciones que podría presentar Airbus, en caso de que alguna aerolínea necesite alquilar aviones tendrá que hacerse cargo de la factura.

Por ejemplo la low cost islandesa Wow, que pretendía contar con dos A330neo en noviembre, se tendrá que conformar con recibirlos en febrero. Por esta situación, la aerolínea informó de que tendrá que cancelar varias rutas en abril.

Rolls-Royce había reservado casi 1.500 millones de euros para solucionar los problemas del Trent 1000 hasta el 2022, ya sea para terminar con las verificaciones como para compensar a las aerolíneas que tienen que dejar a los B787 en el hangar para que reparen los motores.