Roma congela la venta de Alitalia por cinco meses

La venta de Alitalia queda en stand-by hasta fines de octubre por la inestabilidad política del país.

Roma congela la venta de Alitalia por cinco meses

El gobierno italiano mantendrá el control de Alitalia hasta fines de octubre, proceso en el que compiten Easyjet y Lufthansa

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

18/05/2018 - 10:34h

Roma mantiene el suspenso sobre la venta de Alitalia. El gobierno controlará la aerolínea hasta el 31 de octubre, ya que el proceso de venta se vio interrumpido por la inestabilidad política tras las elecciones del 4 de marzo.

La aerolínea lleva bajo control público desde mayo de 2017, cuando el gobierno italiano intervino para evitar su quiebra. Desde ese momento puso el cartel de venta, en un proceso que cuenta con tres principales oferentes.

Se suponía que el 30 de abril se iba a conocer quién se iba a quedar con la compañía italiana, pero la falta de acuerdo para formar gobierno obligó al Senado a aprobar la propuesta de congelar el proceso por cinco meses más.

Tres propuestas sobre la mesa

De las ofertas presentadas, la propuesta más prometedora es la de Lufthansa, según afirmó el pasado abril el ministro italiano de industria, Carlo Calenda. El punto que preocupa a los sindicatos es que la aerolínea alemana plantea un duro ajuste que implicaría despedir al 30% de la plantilla.

El Senado italiano decidió postergar la venta de Alitalia por cinco meses por la falta de gobierno en el país

En segundo lugar está la oferta de un consorcio liderado por Easyjet y en el que participa el fondo de inversión Cerberus y otros miembros anónimos. El interés de la aerolínea británica está en las rutas de corta y media distancia de Alitalia, mientras que el resto de conexiones irían para los otros socios del consorcio.

La tercera oferta todavía se desconoce de quién es, pero la hipótesis más sólida es que se trata de Wizz Air.

Cinco Estrellas y la Liga Norte toman partido

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga Norte presentaron un programa de gobierno en el que, de forma muy vaga, aseguran que Alitalia debe ser salvada, en el marco de "un plan de transporte estratégico nacional", en el que no se puede dejar de lado "la presencia de un elemento nacional competitivo", dice el programa.

El M5S y la Liga dejan así entrever la posibilidad de intervenir en el proceso de venta que están llevando a cabo los administradores para salvar a la que fue un día aerolínea de bandera de la quiebra. Pero la posible coalición presenta numerosas incógnitas, como por ejemplo qué futura solución van a dar a la aerolínea, que arrastra severos problemas financieros desde hace ya mucho tiempo, y de dónde saldrían los recursos si decidieran ayudarla con dinero público.

Investigación de la Unión Europea

Mientras tanto, la Comisión Europa investiga un préstamo que el Estado le realizó a Alitalia por 900 millones de euros.

La aerolínea, cuya deuda acumulada asciende a unos 3.000 millones de euros, recibió en mayo de 2017 un crédito de 600 millones para garantizar sus operaciones. A esta cifra le sumaron otros 300 millones adicionales en octubre del año pasado.

Aunque todavía falta concluir la investigación, la postura de la CE es que el crédito en realidad fue una ayuda del Estado, ya que su duración -de mayo de 2017 a diciembre de 2018- supera el plazo máximo permitida por la legislación europea, según confirmó Bruselas en un comunicado.