Ryanair tenía razón: por qué las aerolíneas limitarán el uso del baño

Los pasajeros tendrán que estar atento a la señal luminosa cuando quieran ir al lavabo

Ryanair tenía razón: por qué las aerolíneas limitarán el uso del baño

El organismo de aviación civil de la ONU sugiere regular el acceso al lavabo durante los vuelos y que el equipaje de mano se limite a un bolso pequeño

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

04/06/2020 - 10:59h

Ryanair en muchas ocasiones fue noticia por ideas extravagantes como sugerir que haya pasajeros viajando de pie o que haya un solo piloto a bordo. Pero una de sus propuestas en torno al Covid-19, como es prohibir las filas para ir al baño, fue recogida por el organismo de la ONU que asesora sobre la aviación civil.

La Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) presentó una serie de medidas para garantizar la seguridad en los vuelos frente a la pandemia. Muchas de ellas ya habían sido anunciadas por las aerolíneas, pero la idea es que haya un marco común para evitar que algunas tengan políticas muy estrictas y otras más relajadas.

Ir al lavabo no será tan fácil

Entre estas medidas llama la atención la propuesta para regular el uso de los lavabos,  teniendo en cuenta que estos espacios, de un tamaño pequeño y con muchos puntos que los pasajeros tocan con las manos, son un potencial riesgo de propagación de gérmenes.

[Para leer más: En Ryanair habrá que pedir permiso para ir al baño]

La OACI sugiere que los tripulantes tengan un lavabo exclusivo para ellos, ya que son el grupo con más riesgo de exposición.

Ryanair no permitirá que haya colas para ir al baño del avión. Imagen: Ryanair

Ryanair no permitirá que haya colas para ir al baño del avión. Imagen: Ryanair

El organismo de la ONU sugiere que los tripulantes tengan un baño propio, y que los pasajeros utilicen los restantes de acuerdo a su ubicación

En cuanto al resto de los pasajeros, propone que la concurrencia al lavabo se organice de acuerdo al sitio donde uno está sentado. O sea, si uno se encuentra en las últimas filas no estaría autorizado a usar el baño de la parte delantera.

El desafío de un lavabo cada 70 pasajeros

En un A320, avión que se usa en vuelos que pueden durar hasta más de cuatro horas, sus 140 pasajeros tendrán que acostumbrarse a usar solo dos lavabos, si es que el tercero queda reservado para los tripulantes. O sea, uno cada 70 personas.

equipaje mano

La OACI propone reducir el equipaje de mano en la cabina.

En el caso de los aviones de doble pasillo, descartando el que usará la tripulación, el ratio sería de un lavabo cada 58 a 37 pasajeros, como el A350-1000, que ofrecería nueve para unos 330 viajeros; el A330 con cinco para 290 o el B787 con siete para 216 viajeros.

Menos equipaje de mano

Otra sugerencia de OACI es que se limite el equipaje de mano, una propuesta que seguramente será bien recibida por las aerolíneas de bajo coste. El motivo es que subir las maletas en los habitáculos genera más contacto entre los pasajeros.

Por ello, la propuesta es que a bordo solo se lleve un bolso o maletín que pueda entrar debajo del asiento delantero; y que las compras en el duty-free se limiten a artículos pequeños.

Socializar lo justo

Los vuelos serán más aburridos, si se siguen las propuestas de este organismo. La OACI sugiere que la interacción sea mínima, sin pasajeros que se levanten a conversar con otros.

[Para leer más: ¿Cómo cambiará la forma de volar cuando pase el coronavirus?]

En cuanto al servicio de comidas, para los vuelos de corta y media distancia propone que se elimine y que solo se vendan alimentos envasados, una estrategia hace tiempo implementada por muchas aerolíneas para reducir costes.

Hay asientos que tienen menos posibilidades de contagiar un virus. Foto: Pixabay.

Una menor socialización limita las posiblidades de contagio. Foto: Pixabay.

Mascarillas y controles

El resto de propuestas son similares a las que anunciaron las compañías aéreas y que son avaladas por la asociación IATA, como el uso de mascarillas y el reemplazo de las tarjetas de embarque de papel por virtuales.

La OACI propone que a bordo solo se suba un maletín o bolso que pueda entrar debajod el asiento delantero

También sugiere dejar de repartir revistas y periódicos a bordo, realizar controles de temperatura al embarcar y potenciar el uso de tecnologías biométricas como el reconocimiento facial y del iris para realizar la facturación y la verificación de identidad.