Ryanair sufre la peor caída de sus beneficios en cinco años

Ryanair presentó la mayor caída en un semestre en los últimos cinco años.

Ryanair sufre la peor caída de sus beneficios en cinco años

Las ganancias de Ryanair caen el 7% debido al aumento del petróleo y la ola del huelgas del verano

Las huelgas de controladores, así como el incremento del precio del combustible, lastraron los resultados semestrales de Ryanair. La aerolínea informó de que en su primer semestre (de marzo a septiembre) los beneficios netos cayeron el 7% y llegaron a los 1.200 millones de euros.

Este registro es menor a los peores pronósticos que había barajado la compañía a principios de octubre, que esperaba un derrumbe del 12% en las ganancias.

Pese a los ocho días de huelgas de pilotos y tripulantes realizados entre mayo y octubre la aerolínea irlandesa aumentó su tráfico un 6%, hasta los 76,6 millones de pasajeros. Esta cifra marca un récord en sus registros, donde la tasa de ocupación fue del 96%.

Buen negocio con los ingresos extras

Si el modelo de negocio de Ryanair entra en crisis por los conflictos laborales, la compañía sacó un buen provecho de sus ingresos extras. Este rubro, como la venta de bebidas y comidas a bordo, aumentó un 27%, hasta los 1.300 millones de euros.

Ryanair tuvo que bajar sus tarifas un 3% en los últimos meses, y espera que sigan cayendo otro 2% para el invierno

Pero una de las vetas que impulsarán estos ingresos, sobre todo en el segundo semestre, es la nueva política de equipaje, donde obliga a los pasajeros a pagar por llevar el equipaje de mano en cabina.

Caen las tarifas

En total, la compañía aumentó su facturación un 8%, hasta los 4.790 millones de euros. Pero la caída de ingresos también se explica por la reducción del 3% del precio medio de las tarifas, situada en torno a los 46 euros. Y para la segunda mitad del año espera que la caída en los precios llegue al 2%.

Este descenso se contrapuso con los objetivos trazados por Michael O’Leary en la presentación de los resultados anuales, en mayo, que esperaba subir los billetes un 4% para contrarrestar el seguro impacto del aumento del combustible y la creciente conflictividad laboral.

Para el próximo balance anual Ryanair espera llega a unos beneficios netos de 1.200 millones de euros.

Los resultados también se ralentizaron por la adquisición del 75% de Laudamotion, operación con la que Ryanair pretende destronar a Lufthansa y Easyjet por el control del centro de Europa. Ya la aerolínea espera que la low cost austríaca pierda 150 millones de euros en su primer ejercicio fiscal.

Consecuencias del aumento del petróleo

La empresa vaticina que el aumento del petróleo traerá más quiebras de líneas aéreas en el invierno (como ya sucedió con Primera Air, Cobalt, Small Planet, Skyworks y otras), y que esta situación puede llevar a una reducción de frecuencias y cierre de bases, como ya sucedió en Alemania, Holanda e Ibiza.

Ryanair acusa a la competencia de boicotear las negociaciones sindicales con pilotos y tripulantes

Los sindicatos de tripulantes vuelven a atizar la conflictividad laboral con una posible huelga de tres días en Navidad. Sin embargo Ryanair destaca que ha llegado a acuerdos con sindicatos de Irlanda, Italia, el Reino Unido, Alemania y Portugal.

Pero las negociaciones van “más lentas” con los TCP de España y Portugal, indica la empresa. Ryanair acusa a que los empleados de otras compañías “interfieren para retrasar los acuerdos con nuestro personal y sus sindicatos”.

Respaldo de los mercados

Los mercados dieron una palmada en la espalda a la compañía tras la presentación de sus resultados, con un aumento de la cotización del 4,63% en la apertura de la bolsa de Dublín.

Sin embargo, en los últimos 30 días el valor de las acciones cayeron el 12,66%, y el 26,13% en los 90 días. El pico de su valor fue en agosto de 2017, y desde ese entonces se derrumbó el 40%.