Este es el impacto real de las cancelaciones de Ryanair en España

Ryanair es la principal aerolínea de numerosos aeropuertos españoles. EFE-AC

Este es el impacto real de las cancelaciones de Ryanair en España

La segunda ola de cancelaciones afectará a más de 400.000 pasajeros en toda Europa

Desde el 1 de noviembre hasta el 24 de marzo Ryanair emprenderá una nueva ola de cancelaciones de vuelos. En los últimos dos meses del año se quedarán en tierra 25 aeronaves y otras 10 no se utilizarán hasta que termine el calendario, que según fuentes de la aerolínea, fue diseñado para evitar nuevas suspensiones en el 2018.

Si bien la medida afectará a más de 400.000 pasajeros en Europa, el peso que pueda tener entre los aeropuertos españoles es muy pequeño. Ryanair opera en 23 aeropuertos españoles, desde los más grandes (Barajas-Madrid y El Prat-Barcelona) hasta varias terminales secundarias, como Girona, Santander, Reus, Zaragoza, Murcia, Lanzarote, Jerez o Almería.

Un impacto pequeño

En la nueva programación las mayores cancelaciones recaerán en El Prat, que tendrá 1.000 vuelos menos. Pero en términos globales, afectará al 1,21% de los pasajeros que la aerolínea irlandesa proyecta transportar en el otoño e invierno. Le sigue Adolfo Suárez-Barajas, con 720 vuelos suspendidos, lo que representa un 0,67% del total de pasajeros que podría transportar.

De hecho, la terminal catalana es la que más cancelaciones tiene en Europa, seguida por Bruselas Sur (Charleroi), Dublín, Lisboa y Londres Stansted.

​Las Islas Canarias tendrán una importante quita de vuelos: Tenerife Sur dejará de operar 200 vuelos (y se suspende la ruta con Glasgow), Gran Canaria 160 y Fuerteventura 40. Pero entre las tres apenas supera el 0,5% del total de pasajeros que suelen viajar en los meses más fríos del año.

Otros aeropuertos tendrán cancelaciones que serán casi anecdóticas: Málaga, Mallorca, Alicante y Sevilla, cada una, dejarán de operar 40 vuelos en los cinco meses. También se suspende la línea entre Castellón y Sofía, que tenía dos vuelos semanales y que implica el cese de un total de 80 conexiones.

Alta dependencia de Ryanair

En muchos de estos aeropuertos su presencia –sobre todo en otoño e invierno- es vital para la supervivencia de las terminales. En el de Sevilla el 35% de los vuelos de ese período son operados por Ryanair, un número cercano al de Alicante (29,7%) o algo más alejado, al de Málaga (24,2%).

Uno de cada cinco vuelos que llega o parte de Mallorca o Tenerife Sur pertenece a la línea irlandesa. En cuanto a la terminal de Barcelona, su presencia representa el 16,67% de todos los vuelos de noviembre a marzo, y en el caso del Adolfo Suárez, es del 13%.