Ryanair tiene luz verde para comprar Laudamotion

Niki Lauda y Michael O'Leary al anunciar el desembarco de Ryanair en Laudamotion.

Ryanair tiene luz verde para comprar Laudamotion

La Comisión Europea aprueba la compra de Laudamotion por parte de Ryanair, que reforzará su presencia en el centro de Europa

Ryanair será más fuerte en el centro de Europa tras la compra de Laudamotion. La Comisión Europea aprobó la compra del 75% de la aerolínea austríaca. Ya la compañía irlandesa era dueña del 24,9% de la compañía. Y tras esta operación, no sería raro que se apodere del 100% de la empresa, como deslizó el consejero delegado Michael O’Leary.

Laudamotion es la heredera de Niki, la aerolínea del excorredor Niki Lauda que pertenecía a Air Berlin y que cayó cuando la compañía alemana fue declarada insolvente. IAG intentó quedarse con sus activos, pero la justicia alemana bloqueó el proceso y se la otorgó a su fundador.

Ryanair pagará 50 millones de euros por la cuarta parte del capital de la aerolínea de Laudamotion, lo que le permitirá competir con más fuerza contra Eurowings (del grupo Lufthansa), y Easyjet, que se ha hecho fuerte en la capital de Alemania tras la absorción de los activos de Air Berlin.

La CE no ve problemas de competencia

La Comisión Europea determinó que la transacción propuesta "no plantearía problemas de competencia" en ninguno de los mercados del transporte aéreo de pasajeros en las rutas desde los aeropuertos alemanes, austriacos y suizos hasta los destinos de ocio en el Mediterráneo y las islas Canarias, donde las actividades de Ryanair y Laudamotion se superponen.

Ryanair está preparado para adquirir el 75% de Laudamotion, e incluso alzarse con la totalidad de su capital social

Asimismo, consideró poco probable que el aumento de la cartera de la cartera de slots de Ryanair tenga un efecto negativo en los pasajeros, y señala que la aerolínea irlandesa seguirá teniendo una fuerte competencia por parte de otros operadores en las rutas donde las dos compañías comparten destinos.

Verano complicado para Ryanair

La aerolínea irlandesa declaró que la huelga de pilotos irlandeses tuvo un impacto pequeño en sus operaciones: del total de 290 vuelos programados solo fueron cancelados 30 vuelos. Unos 5.000 pasajeros afectados recibieron el reembolso de sus billetes o pudieron viajar entre Dublín y el Reino Unido por otras aerolíneas o ferries.

Tras la primer huelga en su historia, los pilotos irlandeses realizarán otras dos jornadas de paro el 20 y 24 de julio. La aerolínea instó hoy a los pilotos a volver a la mesa de negociación para abordar las "once demandas clave" del sindicato, que giran en torno, entre otras, al reconocimiento de la antigüedad como criterio de promoción y a la introducción de un sistema que regule su movilidad entre las bases de Ryanair.

En tanto, los tripulantes de España, Bélgica, Italia y Portugal mantienen la convocatoria de huelgas simultáneas el 25 y 26 de julio, y los directivos amenazaron con sancionar e incluso despedir a los trabajadores que se sumen a esta medida de fuerza.

Con este panorama de conflictividad laboral, Ryanair tendrá que afrontar una ola de gastos inesperados por el reembolso de billetes, la recolocación de pasajeros en otros vuelos y el pago de estancias en hotel a los afectados; sin contar con la decisión de cientos de miles de pasajeros de volar por otras aerolíneas.