Ryanair se queda en Girona (pero ajusta el cinturón a sus empleados)

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Girona. Foto: EFE

Ryanair se queda en Girona (pero ajusta el cinturón a sus empleados)

Ryanair cambia de postura y mantendrá la base de Girona, pero a costa de una rebaja en las condiciones laborales de sus empleados

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

09/12/2019 - 14:47h

Ryanair se quedará en Girona, pero con nuevas condiciones. La aerolínea de bajo coste acordó con los sindicatos una reducción de las condiciones laborales a cambio de seguir operando en el aeropuerto catalán.

La low cost irlandesa es la mayor operadora del aeródromo: de los 1,84 millones de pasajeros transportados entre enero y octubre de este año, más del 72% corresponden a ella. Su partida habría complicado la supervivencia de la terminal de Viloví d’Onyar.

Esto motivó una serie de acciones por parte del gobierno catalán, temeroso del futuro del aeródromo en un contexto en el que se teme una pérdida de turistas británicos a la Costa Brava por el ‘brexit’.

Nuevas condiciones laborales

Según avanzo TV3, Ryanair acordó con los trabajadores que serán contratados por nueve meses y estarán otros tres en el paro.

Los empleados de Ryanair en Girona trabajarán nueve meses al año y los otros tres estarán desempleados

Estas habían sido las condiciones planteadas en un primer momento a los 120 empleados del aeropuerto. A pesar de haber firmado las nuevas disposiciones, los empleados en Girona añadieron un anexo en el que expresaban su descuerdo.

[Para leer más: Los tripulantes de Ryanair realizarán 10 días de huelga en septiembre]

La portavoz del sindicato USO, Lídia Arasanz, alertó que en los nuevos contratos “hay cláusulas que no acabamos de entender” y que están estudiando “a fondo”. Entre estas disposiciones está una que no reconocería la antigüedad de los trabajadores, informa la ACN.

Más cierres de bases

Ryanair sí mantiene en su calendario el cierre de las bases de Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria.

En la terminal de Tenerife Sur, Ryanair capitaliza el 21,2% del total de vuelos, y en el de Gran Canaria-Las Palmas, opera el 10,8% del tráfico aéreo.

Conflictos con los trabajadores

Estas medidas de ajuste, comunicadas en agosto, motivaron una serie de huelgas impulsadas por USO y Sitcpla durante septiembre, pero que se diluyeron en gran medida por los servicios mínimos dictados por el Ministerio de Fomento.

Ryanair se queda en Girona pero mantiene el cierre de sus bases en las Islas Canarias

En octubre la compañía presentó su Expediente de Regulación de Empleo para gestionar el despido de 500 trabajadores por el cierre de estas bases y la reducción de frecuencias.

La aerolínea de bajo coste aplicará medidas similares en otros países de Europa. Entre los factores se encuentra el retraso en la llegada de los nuevos B737 MAX, que debían renovar la flota, y que la lleva a reorganizar su operatividad para el verano.