Ryanair desvía cualquier reclamación a los tribunales de Irlanda

Ryanair canaliza cualquier reclamación o indemnización bajo la justicia irlandesa.

Ryanair desvía cualquier reclamación a los tribunales de Irlanda

La UE protesta porque Ryanair canaliza las reclamaciones e indemnizaciones a la justicia irlandesa

Bruselas protestó por los cambios de las condiciones de indemnización que aplicó Ryanair desde el martes 2. La compañía aérea precisa que cualquier disputa que haya en el contrato de transporte “estará sujeta a la jurisdicción de los tribunales irlandeses”.

Así se especifica en el artículo 2.4 en los Términos Generales y Condiciones de Transporte que publica Ryanair en su web para España.

Esta decisión de Ryanair va en paralelo a su determinación de contratar a su personal bajo las leyes laborales irlandesas, y no por la de cada país donde están basados. Esta reclamación es el principal motivo de las huelgas que realizaron los tripulantes y pilotos en los últimos meses.

Protesta de Bruselas

 La comisaria europea de Consumo, Vera Jourová, instó a las autoridades nacionales de protección de los consumidores a revisar los cambios que ha aplicado la aerolínea Ryanair en su política de indemnización.

Ryanair anunció que cualquier disputa sobre su servicio quedará sujeta a los tribunales de Irlanda

El hecho de que los pasajeros solo tengan la posibilidad de buscar soluciones legales en Irlanda es claramente contrario a las reglas de consumo. Insto a las autoridades de protección de los consumidores a examinar estas prácticas", escribió la comisaria de origen checo en Twitter.

Jourová se refirió a una información publicada por el diario belga Le Soir, según la cual un cambio en las condiciones generales de uso de la compañía irlandesa obligaría a los pasajeros de ciertos países de la UE con derecho a una indemnización a reclamarla únicamente en un tribunal de Irlanda.

La justicia española exonera a Ryanair de pagar

El cambio en la política de indemnizaciones se realizó dos días antes de que Ryanair obtuviera una nueva victoria en los tribunales españoles, que le exime de compensar a los pasajeros que no pudieron volar por la huelga de tripulantes.

Un juzgado de Barcelona rechazó la demanda de Jonatan Pineda y Noelia Godoy, dos pasajeros que el pasado 1 de abril debían volar de Oporto a la capital catalana. Por la huelga de TCP, su vuelo se canceló y tuvieron que comprar sus pasajes por otra aerolínea, por lo que reclamaban una compensación de 500 euros.

Ryanair afirma que no tiene control sobre las huelgas

El Juzgado Mercantil de Barcelona consideró que el paro de los trabajadores es una “circunstancia extraordinaria” sobre la que Ryanair no tiene control. Este argumento, que suele ser esgrimido por Ryanair, fue rechazado en varias oportunidades por la Comisión Europea y por el gobierno español.

Bajo esa denominación se engloban los "casos de inestabilidad política, condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo, riesgos para la seguridad, deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo y huelgas que afecten a las operaciones", precisó el magistrado Francisco J. Fernández en su sentencia.

Para el magistrado, la aerolínea “tomó "todas las medidas razonables” para evitar la huelga, y rechazó que tenga que asumir las indemnizaciones.

Esta sentencia es similar a otras emitidas por los juzgados de Badajoz, Ourense y Pontevedra, recordó la compañía irlandesa en un comunicado.