Ryanair levanta polémicas por indemnizar con cheques defectuosos

Ryanair se complica la vida al emitir cheques de compensaciones sin firma.

Ryanair levanta polémicas por indemnizar con cheques defectuosos

Ryanair pidió disculpas por haber emitido 200 cheques sin firma a pasajeros que sufrieron cancelaciones y retrasos

Ryanair tuvo que disculpas públicamente a los 190 pasajeros que recibieron cheques de compensación por cancelaciones o retrasos que no tenía firma, y que fueron rechazados por los bancos.

La aerolínea irlandesa precisó que estos talonarios representan un "número muy pequeño" de cheques procesados en julio, de un total de 20.000. Si fueron enviados sin la firma requerida fue debido a un "error administrativo", precisó la compañía.

Problemas para los usuarios afectados

Según la cadena BBC, un pasajero esperó hasta 11 meses para recibir el pago de compensación, pero su banco le impuso una tasa extra de 20 euros tras rechazarlo.

Otro cliente tuiteó el 28 de julio: "Ryanair me envió un cheque de compensación y fue rechazado. Al final he tenido que pagar 32 euros por ese privilegio".

El rechazo de los cheques mal emitidos por Ryanair generaron recargos bancarios para los usuarios afectados

Desde abril las huelgas de controladores aéreos y las medidas de fuerza de pilotos y personal de cabina (TCP) de Ryanair en varios países afectaron a más de un millón de usuarios de la aerolínea irlandesa.

Además de las huelgas convocadas en julio por pilotos irlandeses y TCP de Bélgica, España, Italia y Portugal, otros cuatro grupos de pilotos de Suecia, Alemania, Holanda y Bélgica se unieron a sus colegas de Dublín para organizar un paro el pasado 10 de agosto, lo que provocó más de 400 cancelaciones.

Ryanair insiste en no pagar indemnizaciones por las últimas huelgas

Entre ambas olas de huelgas hubo más de 150.000 pasajeros afectados. Pero en estos casos Ryanair se niega a pagar compensaciones porque argumenta que la directiva comunitaria EU261 no le alcanza, ya que considera que estas cancelaciones y retrasos fueron por “motivos ajenos a la aerolínea”.

Tanto los organismos regulatorios europeos como españoles, así como diversas asociaciones de consumidores, rechazaron estos argumentos, y le recordaron a Ryanair que si las huelgas son de sus tripulantes y pilotos, la compañía tiene que responder económicamente por ello.