Ryanair sobrevuela los activos de Niki

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, no quiere desaprovechar la oportunidad para competir contra Lufthansa. EFE

Ryanair sobrevuela los activos de Niki

Ryanair anunció que estudia comprar los activos de la quebrada aerolínea austríaca, declarada insolvente esta semana

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

15/12/2017 - 17:40h

Ni bien Lufthansa le soltó la mano y la austríaca Niki declaró su insolvencia, varios interesados se lanzaron a una carrera para adquirir los activos de la aerolínea caída en desgracia.

Uno de ellos es Ryanair, que anunció que inició los contactos para comprar los derechos de despegue y aterrizaje (slots) de la aerolínea en aeropuertos como los de Viena, Palma de Mallorca o Düsseldorf, Si no se compran en siete días, estos dejarán de ser válidos.

Estos slots son la única pieza de interés para los posibles compradores, porque las 21 aeronaves que utilizaban eran alquiladas. A los inversores también les atraen los salarios y costes de producción relativamente bajos de Niki, ya que los trabajadores ganan menos que los de otros competidores del sector.

Ya Ryanair había intentado adquirir los activos que quedaron tras la quiebra de Air Berlin, pero Lufthansa y Easyjet le ganaron la partida. Ahora también compite contra la aerolínea británica por absorber a Alitalia, también en quiebra.

Ryanair es la aerolínea que transporta más pasajeros en Europa, pero el crecimiento de Lufthansa y su compra de Air Berlin –con sospechas de monopolio por parte de la Comisión Europea- le están planteando una dura competencia.

Otros interesados

La irlandesa no es la única empresa interesada en hacerse con los activos de Niki. El fundador y excampeón de Fórmula 1, Niki Lauda, dijo que estaba dispuesto a recuperar a su antigua aerolínea.

Thomas Cook también es otro de los interesados. En realidad, el turoperador hace varias semanas que tanteaba la compra de la aerolínea o de sus rutas, que pensaba traspasar a su línea aérea Condor.

La caída de Niki pone en riesgo los puestos de trabajo de 1.000 empleados y al menos 800.000 pasajeros han sido afectados. Al menos 6.000 de ellos, sobre todo turistas alemanes y austríacos, han quedado varados en el aeropuerto de Palma, a la espera que otras compañías puedan regresarlos a sus hogares.

Niki declaró su insolvencia después de que la Comisión Europea negara la autorización a Lufthansa para adquirir la compañía, filial de Air Berlin. Para la CE, esta absorción hubiera creado una situación monopólica en el panorama aéreo europeo, por más que el grupo alemán había anunciado que estaba dispuesto a renunciar a los slots de la low cost austríaca.