Ryanair prohíbe el alcohol a bordo (pero no el suyo)

Los tripulantes de Ryanair quitarán el alcohol que los pasajeros intenten colar en la cabina.

Ryanair prohíbe el alcohol a bordo (pero no el suyo)

Ryanair prohíbe subir botellas de alcohol en la cabina, pero sigue vendiendo bebidas a bordo a sus pasajeros

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/06/2018 - 11:40h

El turismo de borrachera no solo perjudica a los destinos (bien lo saben en Magaluf o Salou), sino también a las aerolíneas en que viajan estos pasajeros incívicos. Ryanair ya pasó por varios escándalos con viajeros pasados de copas en 2015, y ahora advierte a sus clientes que no podrán subir con alcohol a bordo.

En un correo electrónico enviado a los pasajeros que volarán a Ibiza, Ryanair alerta de que el alcohol comprado en las tiendas duty free no puede subirse a la cabina, sino que será despachado a la bodega sin cargo.

Mano dura o negocio propio

La aerolínea low cost advierte de que las puertas de embarque serán verificadas por los tripulantes, y en caso de que haya algún pasajero con un poco de alcohol en sus venas o que intente colar botellas entre su equipaje de mano “se les negará el acceso a bordo sin reembolso ni compensación”.

Ryanair advierte a los pasajeros que hayan bebido que no podrán subir al avión y no tendrán ningún tipo de compensación 

Sin embargo, en el correo Ryanair no menciona ningún tipo de prohibición para comprar vino (seis euros), cerveza (4,5 euros), whisky (5,5 euros) u otros destilados a bordo. Precisamente, los ingresos adicionales como los alimentos y bebidas representan el 27% de las ventas totales de la aerolínea.

Malos recuerdos

Este mismo pedido había sido realizado el año pasado. Ryanair vivió varios episodios con pasajeros borrachos que causaron problemas en sus viajes.

Por ejemplo, en 2015, un joven compró una botella de whisky en el duty free en el aeropuerto de Bournemouth, y acosó a varias jóvenes que viajaban a Tenerife.

A partir de ese año, Ryanair ha prohibido la venta de alcohol en sus vuelos a destino españolas, como Ibiza.