Ryanair y los TCP queman la última nave antes de la huelga

Las huelgas de Ryanair impactarán en buena parte del espacio aéreo de Europa.

Ryanair y los TCP queman la última nave antes de la huelga

La mediación entre Ryanair y los tripulantes termina en fracaso. Los dos días de huelga amenazan con perjudicar a cientos de miles de pasajeros en Europa

Ya casi no hay obstáculos para que los tripulantes de cabina de Ryanair realicen dos días de huelga el 25 y 26 de julio en España, acciones que se realizarán en simultáneo con los TCP de Portugal, Italia y Bélgica.

El fracaso en la reunión entre empresa y trabajadores en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) deja a miles de pasajeros con la incertidumbre de qué pasará con su vuelo.

Según los cálculos más cautos del Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (Sitcpla), cada día de huelga puede perjudicar a 115.000 pasajeros solo en España, aunque cabría ver cuántos vuelos estarán obligados a operar tras la imposición de los servicios mínimos por parte del Ministerio de Fomento.

Choque de posturas

La reunión de conciliación se demoró una hora por el retraso de los representantes de Ryanair. Según Sitcpla y la Unión Sindical Obrera (USO), la huelga sigue adelante por la "negativa a negociar y abordar" las reivindicaciones del colectivo por parte de la aerolínea irlandesa.

“Una empresa que presume de ‘transnacional’ continúa siendo un último reducto de abuso y unilateralidad propio de la Edad Media. Ahora, debemos convocar la huelga ante la Administración”, indicaron los sindicatos en un comunicado.

Ryanair amenaza con sancionar a los tripulantes que se sumen a las huelgas del 25 y 26 de julio

Los tripulantes habían decidido postergar el preaviso de huelga ante el Ministerio de Trabajo a la espera de la reunión de mediación.

Exigencias de los tripulantes

Además de mejores salarios, los sindicatos de tripulantes exigen que sean reconocidos como interlocutores, y que los trabajadores sean contratados bajo la legislación española.

Actualmente Ryanair firma sus contratos laborales bajo las leyes irlandesas, al entender que tiene que regirse por la legislación donde tiene radicada su sede social. Precisamente, las leyes de trabajo de ese país son más flexibles que las españoles o de otros países de la Unión Europea.

Además los TCP solicitan que se reconozcan a los tripulantes contratados por agencias externas los mismos derechos que los trabajadores de plantilla.

Amenazas de Ryanair

Ryanair anunció que no se quedará de brazos cruzados: amenazó con abrir expedientes disciplinarios a los huelguistas, dijo la responsable de Recursos Humanos, Lisa McCormack.

Más de 4.000 tripulantes pueden plegarse a la huelga de fines de julio 

La empresa insiste en que la huelga "no tiene sentido", ya que los trabajadores de cabina ganan hasta 40.000 euros anuales, trabajan cinco días y otros tres seguidos descansan, no pueden volar más de 900 horas al año, y reciben formación gratuita y comisiones por ventas a bordo.

Más de 4.000 tripulantes implicados en Europa

En España están llamados a la huelga más de 1.800 tripulantes de cabina, que suman más de 4.000 entre los cuatro países.

Este jueves 12, un grupo de pilotos radicado en Irlanda tiene convocado un paro de veinticuatro horas en Ryanair. La actitud de la empresa con los huelguistas puede servir de antecedente ante las medidas de fuerza de los tripulantes.