Sepla retoma la guerra contra Ryanair

Imagen de archivo de un avión de Ryanair | EFE

Sepla retoma la guerra contra Ryanair

Sepla denuncia a Ryanair ante la Audiencia Nacional por contratar bajo la legislación irlandesa

Los pilotos agrupados en Sepla esperaron a que termine la huelga de los tripulantes en Ryanair, e inmediatamente volvieron a levantar las espadas contra la aerolína. Estos profesionales presentaron una demanda contra la empresa porque firma sus contratos laborales bajo la legislación irlandesa en vez de la española.

La denuncia fue presentada ante la Audiencia Nacional en la mañana del viernes. Para redactarla, contaron con el asesoramiento del abogado Luis Enrique de la Vila, uno de los laboralistas más destacado de España y que pertenece al bufete Roca Junyent.

La demanda había quedado en stand-by

La intención de ir a los tribunales no es nueva: los pilotos habían anunciado que recurrirían a la justicia en febrero, pero luego congelaron la iniciativa a la espera de las negociaciones con la aerolínea.

Pero las semanas fueron pasando, y no se llegó a ningún acuerdo. Los pilotos consideraron que las negociaciones ofrecidas por la compañía a finales de junio era “una estrategia para ganar tiempo” y un intento de llegar a un acuerdo en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

La legislación de los contratos, el punto de la discordia

El punto de la discordia es la legislación bajo la que se realizan los contratos: Ryanair los firma bajo las leyes irlandesas, más flexibles que las de otros países europeos; mientras que los pilotos, así como los tripulantes de cabina, insisten en que sea bajo la española.

Los pilotos tenían la intención de denunciar a Ryanair en febrero, pero lo pospusieron a la espera de la marcha de las negociaciones

Cuando los tripulantes convocaron la huelga de dos días, decían que esta situación daba origen a una paradoja: se consideraban empleados bajo la ley irlandesa, pero debían responder a la legislación española a la hora de cumplir con los servicios mínimos.

La demanda por los falsos autónomos queda descartada

Los pilotos tenían en carpeta una segunda demanda, que al final no será presentada. Se trata del reclamo de los ‘falsos autónomos’, que son los pilotos a los que Ryanair les obliga a darse de alta con esta figura jurídica para poder trabajar, pero que técnicamente no pertenecen al personal de la aerolínea.

Los pilotos aceptaron la propuesta de Ryanair de que los pilotos puedan ser incorporados a la plantilla de la empresa, aunque dijeron que el proceso “va un poquito despacio”, dijo una fuente de Sepla a Efe.

También estaba pendiente el reconocimiento de Sepla como sindicato interlocutor. De los 700 comandantes y pilotos que la aerolínea irlandesa tiene en España, al menos el 70% está afiliado al sindicato.

Ryanair dio muestras de flexibilidad en los últimos meses en este punto, tanto en Gran Bretaña como en Italia y Alemania. En España las negociaciones quedaron congeladas, indicaron miembros de Sepla a Cerodosbé en su momento, porque Ryanair insistía en que los pilotos acepten un aumento salarial del 20% antes de seguir hablando de reconocimientos.