Los siete mejores museos para fanáticos de los aviones

En los museos aeronáuticos es posible conocer el pasado, y también el futuro, de la aviación. Foto: Smithsonian Institution.

Los siete mejores museos para fanáticos de los aviones

Recorremos algunos de los mejores museos de aviación del mundo, donde es posible conocer unidades históricas y ponerse al mando de aviones legendarios

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

31/10/2019 - 18:30h

Los gigantescos esqueletos de aviones, las reliquias de los primeros años de la aviación, aquellos frágiles biplanos de la Primera Guerra, los veloces cazas de la Segunda, los sueños frustrados del Concorde; estas son algunas de las maravillas se pueden ver en algunos de los museos aeronáuticos más importantes del mundo.

Algunos están enfocados en aviones militares, otros permiten conocer la evolución de la aviación comercial.

Pero estos museos no se centran en la exhibición de aparatos, sino que también usan las nuevas tecnologías para ofrecer experiencias interactivas, así como varios ofrecen visitas a las plantas de fabricación.

1. Museo Nacional del Aire y del Espacio de Smithsonian, Washington D.C.

Este museo de Washington es uno de los más completos del mundo. Cuenta con un archivo de 1,75 millones de fotografías, 14.000 videos y 60.000 objetos en exposición.

smithsonian ins

Allí está el Wright Flyer, el avión con que los hermanos Wright inauguraron la era de la aeronáutica. También se ve al Espíritu de St Louis, el Columbia, el módulo del Apolo 11 que trajo de regreso a los primeros hombres que caminaron en la Luna, etcétera.

El museo Smithsonian de la aviación es uno de los más completos del mundo

En el Centro Udvar-Hazy se puede ver al transbordador espacial Discovery y el bombardero Boeing B-29 ‘Enola Gay’, que lanzó la bomba atómica en Hiroshima.

2. Museo Aeroscopia, Toulouse

Vinculado a Airbus, este museo cuenta con 7.000 m2 que recuerdan al fuselaje de un avión, donde se exhiben viejas glorias como el Concorde, el A300B, el descomunal avión de carga Super Guppy; y varios modelos militares, como el Mirage 3C, el Lockheed F104 o el MiG 25, entre otros.

[Para leer más: El vuelo de pasajeros que cambió la historia del mundo]

Los espacios temáticos permiten descubrir cómo se montan los aviones, proceso que también se puede conocer en las visitas que se hacen a la planta de Airbus.

airbus museo

El fabricante europeo presenta cuatro circuitos que duran 1,30 horas; en donde es posible ver cómo se ensambla el A380 (al menos hasta el 2021), el A350 o gigantes de transporte militar como el A400M.

3. Futuro del Aire de Boeing, Seattle.

Si Airbus tiene un museo, por supuesto que Boeing también. Ubicado cerca de Seattle, permite comparar fuselajes de distintos modelos como el B707 con el B787, sentarse a los mandos de un B727; y descubrir los secretos de los procesos de producción en un espacio interactivo de 2.600 m2.

boeing museo

En la visita se incluye un paseo de 90 minutos por la factoría de Everett, donde se fabrican los aviones de Boeing, en un edificio catalogado como el más grande del mundo, con 13,3 millones de m3.

Boeing tiene un gigantesco museo que se complementa con las visitas a su fábrica

Relacionado con este centro está el Museo del Aire de Boeing, que se centra en la historia del fabricante. Dividido en dos campus, uno está enfocado en la evolución de la aviación y el otro alberga piezas históricas.

Entre ellos, están el Boeing 80A-1, el primer avión de pasajeros, el B707 ‘Air Force One’ usado por la presidencia de EEUU, el primer B747 de la historia y un Concorde, además de cazas, bombarderos, helicópteros e hidroaviones.

4. Hangar 7, Salzburgo

Este museo es para los fanáticos de las acrobacias aéreas. Su hermoso edificio, que imita al ala de un avión, se creó para guardar la flota de aviones Flying Bulls, propiedad de Dietrich Mateschitz, el creador (o más bien, quien reformuló) la bebida Red Bull.

hangar 7 hogar de la coleccion red bull en austria 15 970x597

[Para leer más: Hangar 7: la apuesta de Red Bull por el arte y la aviación]

Además de los aviones acrobáticos también hay un Boeing PT-17, tres Alpha y un Cessna C337, helicópteros, coches de Fórmula 1, motos de rally y la cápsula desde la cual el paracaidista austríaco Felix Baumgartner rompió la barrera del sonido con su salto estratosférico de más de 39.000 metros.

5. Museo de la Guerra Imperial, Duxford

Los apasionados por los aviones militares, sobre todo de la Primera y Segunda Guerra Mundial, deberían pasar por este museo cercano a Cambridge, perteneciente a la Real Fuerza Aérea británica.

iwm site dux 001657

En su catálogo hay 200 aviones, vehículos militares y de artillería; desde biplanos de lona hasta modernos caza-bombarderos, como varios Spitfire, un bombardero Lancaster, un Concorde y un Comet 4; piezas distribuidas en siete hangares. Uno de los mas interesantes es la recreación de la sala donde se controlaban las operaciones de la Batalla de Inglaterra.

 

Además de los aviones en exhibición el lugar concentra a pilotos y mecánicos que aportan horas de trabajo para restaurar y conducir aviones que tienen más de 70 años de vida, como los Spitfire, los Me109, los B-17 y los P-51 Mustang; que brillan en los días en que se organizan exhibiciones aéreas.

6. Museo del Aire y el Espacio, Le Bourget

Con una superficie de 150.000 m2, este museo cercano a París tiene un patrimonio de casi 20.000 objetos y artefactos vinculados con el sueño del hombre de volar, inclusive algunos prototipos del siglo XVI.

[Para leer más: Cinco hitos de Airbus que revolucionaron la aviación]

En sus hangares hay 150 aviones en exhibición, y entre ellos los visitantes pueden entrar en un Boeing 747, en alguno de los dos Concorde o en un viejo DC-3 Dakota.

bourguet

Enfocado en la evolución de la aviación francesa y en sus principales figuras, hay unidades históricas como el Oiseau Canari que cruzó el Atlántico en 1929 o bombarderos como el Dassault Mirage IV.

7. Museo de Aeronáutica y Astronáutica, Cuatro Vientos

Terminamos este recorrido cerca de Madrid, en este museo dependiente del Ejército del Aire.

junker españa exterior05p

Con casi 67.000 m2, presenta siete hangares en los que se pueden descubrir 200 aeronaves de diferentes generaciones.

Entre los aviones históricos hay una triplano similar al del Barón Rojo, el autogiro de La Cierva, diversos cazas republicanos y nacionalistas de la Guerra Civil, un Haviland-89 (Dragon Rapide), unidades de guerra más modernas como los Mirage F-1 o el McDonnell Douglas F-4C Phantom II y numerosos helicópteros.