Singapore Airlines reduce asientos en BCN pero aumenta su rentabilidad

Singapore permitirá combinar sus vuelos con más de 170.000 hoteles en el mundo.

Singapore Airlines reduce asientos en BCN pero aumenta su rentabilidad

La aerolínea traerá el A350 a El Prat con su apuesta por la clase Premium Economy, un híbrido entre primera y turista

Carles Huguet

BARCELONA

03/11/2016 - 08:00h

Tras abandonar la ruta entre Barcelona Sao Paulo, el ambiente alrededor de Singapore Airlines se enturbió. Incluso en el Aeropuerto de El Prat se temió durante semanas por la pérdida del vuelo directo con la república asiática. Lejos de un adiós definitivo, el abandono de una ruta con más de un lustro de actividad repercutirá a la ciudad con la llegada del nuevo A350 en el primer semestre de 2017, con una oferta business mucho más amplia.

Según explica Subhas Menon, vicepresidente de la compañía en Europa, "la capital catalana ocupa un papel central en el mapa de la aerolínea". Así, el abandono de Latinoamérica hará que la gran mayoría de billetes de la conexión pasen a venderse en España. Hasta ahora, las aeronaves ya llegaban con una importante ocupación de Brasil.

Sin embargo, Singapore realizara una parada técnica --dos horas más de trayecto-- en Milán para cubrir la falta de demanda. La configuración es idéntica a la utilizada previamente a la implementación del vuelo al otro lado del Atlántico. Con ello, los pasajeros aterrizarán en Asia a las siete de la mañana y no a las cinco. "Un horario mucho más beneficioso para el pasajero de negocios", celebra Peter Tomasch, responsable de Relaciones Institucionales para el Viejo Continente.

Singapore Airlines introducirá la clase Premium Economy a Barcelona

Para seducir al maletín y la corbata, la aerolínea será de las pocas que operará en Barcelona con el A350 --Finnair ya lo ha hecho--. Con una configuración diferente al Boeing 777 que aterrizaba en El Prat hasta el momento, la oferta de butacas business aumentará, pese a reducirse el número total de asientos.

La nave del fabricante estadounidense disponía de 8 plazas en Primera Clase, 42 en Clase Business y 228 en Clase Turista. En el avión europeo desaparece la gama superior, la Clase Business se mantiene y aparecen 24 butacas de la nueva Premium Economy, un híbrido entre turista y la clase superior. Finalmente, cuenta con 178 sitios en la clase rasa.

Con ello, Singapore aspira a ser la preferida por el viajero de negocios, que no sólo viaje a la república sino que se distribuya por todo el sudeste asiático. "Al final, las ventas que hacen rentable un vuelo son las de los asientos superiores, con las de clase turista muchas veces se pierde dinero", reconocen en el sector.

La aerolínea analiza una futura expansión a Barcelona y el regreso a Madrid

Así, tras una década en Barcelona y momentos de zozobra por el bajo rendimiento de los vuelos a Sao Paulo, la aerolínea importará a la capital catalana la clase Premium Economy, en marcha desde finales de 2015. Una nueva tendencia a la que también se ha sumado ya Iberia

Mientras, y pese a ser ya un tópico del sector, la aerolínea estudia la posibilidad de conectar la capital catalana con otros destinos de largo radio pese al fallido experimento brasileño. "También analizamos oportunidades en Madrid, aunque no tenemos todavía ningún plan concreto para el Aeropuerto de Barajas", añade Menon.