Southern China sacude el tablero de las alianzas entre aerolíneas

El posible pase de China Southern Airlines a Oneworld reforzaría su posición en Asia.

Southern China sacude el tablero de las alianzas entre aerolíneas

El pase de Southern China a Oneworld reforzaría la posición de la alianza en Asia mientras intenta recomponer fuerzas en Europa

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

27/11/2017 - 13:47h

Southern China Airlines, la aerolínea más grande del gigante asiático y la quinta más importante del mundo, amenaza con salir de Skyteam y aterrizar en Oneworld, la alianza que integra a Iberia. Si se concreta este movimiento llevaría a un enroque de compañías en Asia. En la salida de Skyteam tiene mucho que ver American Airlines.

La empresa norteamericana compró el 2,76% de la compañía por 200 millones de dólares, lo que abrió la puerta a que puedan volar a 40 destinos en China y 80 en Norteamérica con operaciones de código compartido.

Este intercambio crea cortocircuitos en el seno de Skyteam. Que las líneas aéreas pertenezcan a una alianza no significa que sean socias. El intercambio de servicios es variable, y no va más allá de tener las mismas reglas para el equipaje, ofrecer servicios comunes de check-in y embarque para las clases superiores o de permitir el uso de las salas vip a sus pasajeros.

En Skyteam hay recelos por los acuerdos de código compartido entre su socia Southern China y American Airlines, de Oneworld

No hay una obligación de mantener acuerdos de código compartido, pero que un miembro de Skyteam como Southern China tenga una asociación tan fluida con American Airlines, que pertenece a Oneworld, incomoda a sus socios y abre el panorama para su partida, informa el diario South China Morning Post.

Pocas aerolíneas pero exclusivas

Oneworld se caracteriza por ser una alianza de pocas aerolíneas pero muy exclusivas. Cuenta con 13 empresas, donde además de Iberia y la citada American Airlines, también se encuentran British Airways, Latam, Japan Airlines, Qantas y Qatar Airways, entre otras.

Todas ellas, según la auditoría Skytrak, tienen una calificación de cuatro estrellas (sobre un máximo de cinco); o a lo sumo de tres estrellas, como es el caso de American Airlines. Con la llegada de Southern China, que también tiene una calificación de cuatro estrellas, reforzaría su estatus de alianza de elite frente a Skyteam y Star Alliance.

Oneworld decae en Europa central

El aterrizaje del gigante chino permitiría recuperar posiciones a Oneworld, que ha recibido el impacto de la partida de Air Berlin de su plantel. La extinta aerolínea alemana permitía a los miembros de la alianza una mejor llegada a Europa central y del Este, sobre todo a American Airlines y las de Asia y Oceanía, que podían volar a Alemania y de allí conectar a numerosos destinos de la región.

Además Air Berlin era la única aerolínea de bajo coste que formaba parte de esta alianza, una baza importante para los pasajeros de otros continentes que tras llegar a Europa aprovechaban los billetes más económicos.

Pero con su absorción por parte de Lufthansa, integrante de Star Alliance, Oneworld ha quedado huérfana en buena parte de Europa. Aquella alianza ya tiene fuertes raíces en el continente, porque además de la propia Lufthansa, también cuenta con Austrian, Brussels Airlines, Swiss (las tres también integrantes del conglomerado alemán), Croatia Airlines y LOT Polish.

¿Recambio en Asia?

El posible traspaso de Southern China movería el tablero de las alianzas con las compañías asiáticas. Si esta gigantesca aerolínea llega a Oneworld, la posición de Cathay Pacific sería incómoda porque sus bases de Hong Kong están a apenas 120 kilómetros del aeropuerto de Guangzhou, epicentro de las operaciones de la línea estatal china. Competirían por los mismos destinos de larga distancia desde el sur de China.

La hipótesis es que Cathay haría las maletas para dejar Oneworld y recalar en Star Alliance, donde ya se encuentra la estatal Air China, que es el segundo accionista de la compañía hongkonesa. Pero el conflicto se crearía con Qatar Airways, tercer accionista de la aerolínea, y miembro clave de Oneworld.