El cofundador de Microsoft destrona el A380 con su nuevo avión

El Stratolaunch será el avión más grande del mundo. Pero pocos podrán volar en él. Fotos: Stratolaunch.

El cofundador de Microsoft destrona el A380 con su nuevo avión

Stratolaunch, un avión con una envergadura un 50% mayor que el A380, se prepara para conquistar los cielos

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

03/03/2018 - 04:55h

Paul Allen, el cofundador de Microsoft junto a Bill Gates, se ha lanzado de lleno a la industria aeronáutica. O más exactamente, a la aeroespacial. Este genio de la informática es el principal impulsor de Stratolaunch, el nuevo Goliat de los cielos.

Este avión será el más grande del mundo, con una envergadura de 117 metros, un 46% más de los 79,8 metros del A380. Por otra parte, su altura es de 15,2 metros, nueve menos que el gigante de Airbus.

Las primeras pruebas

El Stratolaunch sacó a pasear sus 227.000 kilos de peso y alcanzó una velocidad de 74 kilómetros por hora. ¿Despegó? Pues todavía no. Es que hace un par de semanas salió de la línea de ensamblaje y por ahora las pruebas se limitan a probar sus seis motores Pratt & Whitney.

Los tests de conducción, realizados en una base del desierto del Mojave, seguirán por un año más, informó la cadena NBC News. Para verlo volar habrá que esperar hasta el 2019.

El Stratolaunch podrá disminuir hasta un 60% el coste de lanzar cohetes al espacio

Tener bien desarrollado el sistema de despegue no es un tema menor: este avión, por su gigantesca estructura y su peso, necesita una pista de al menos 3,6 kilómetros, mientras que los aviones convencionales, incluso los más grandes, requieren de dos kilómetros. Se calcula que el peso máximo que tendrá que soportar al despegue estará en el orden de los 590.000 kilos.

strato5
El Stratolaunch fue diseñado para lanzar cohetes con satélites al espacio.

La razón de un diseño extraño

El llamativo diseño es que este avión cuenta con dos fuselajes. Parece más bien el prototipo de algún ingeniero aeronáutico con ganas de crear modelos imposibles.

Pero este diseño tiene una lógica: es que el Stratolaunch fue creado para lanzar cohetes con satélites, adosados a su parte central, y que serán liberados cuando el avión llegue a los 10.000 metros de altura.

De esta manera, los costes operativos de lanzar satélites al espacio podrían disminuir hasta un 60%, y a diferencia de las operaciones habituales, con el Stratolaunch es posible reducir los tiempos entre lanzamientos.

Por supuesto que este avión no transportará pasajeros, y si los tests son aprobados, habrá que esperar al menos hasta el 2020 para que pueda estar plenamente operativo.

strato1
Las pruebas se realizan en el desierto del Mojave, en California.