Cómo este aeropuerto abandonado se convertirá en una meca de arte

El aeropuerto de Tempelhof ya fue sede de dos ferias de arte durante el año pasado.

Cómo este aeropuerto abandonado se convertirá en una meca de arte

Berlín invertirá 100 millones de euros para convertir el aeropuerto de Tempelhof en un centro de creación artística y en una incubadora de start-ups

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

18/04/2019 - 17:48h

Creado por los nazis, figura clave en la Guerra Fría y cerrado hace una década, el aeropuerto de Tempelhof resurge del abandono con un ambicioso proyecto para reconvertirlo en un centro artístico de primer nivel.

Pese a que dejó de estar operativo en 2008, este aeropuerto es una de las construcciones más grandes de Europa, con un predio de 380 hectáreas parquizadas al sur de Berlín.

[Para leer más: Seis casos de aeropuertos invadidos por la naturaleza]

El mayor parque urbano de Alemania

Gran parte de sus áreas al aire libre se convirtieron en circuitos de senderismo, pistas para bicicletas, patines y skates, que las autoridades de Berlín se encargaron de promocionar, bajo el nombre de Tempelhofer Feld, como uno de los parques urbanos más grandes del mundo.

En los días más calientes de la Guerra Fría un avión aterrizaba o despegaba cada dos minutos de Tempelhof para abastecer a la población de Berlín Occidental

Parte del lobby del edificio central se ha usado para eventos, mientras que los hangares hace tres años se transformaron en un hogar provisorio para personas sin techo.

Tempelhof Festival of Lights 2011
Una de las terminales sirvió de pantalla para un festival artístico en 2011.

Llega el Distrito Creativo Berlín

Pero Berlín quiere dar un mayor empujón a las gigantescas instalaciones y reconvertirlas en el Distrito Creativo Berlín.

A modo de prueba, el año pasado se organizaron dos ediciones del festival Art Berlin, en la que se presentaron 120 galerías de arte. La idea es seguir los pasos de barrios como el Meatpacking de Nueva York o el distrito artístico de Brompton en Londres.

Nueva vida para viejas infraestructuras

El antiguo hotel para oficiales del ejército de EEUU, en los tiempos de la ocupación aliada tras la Segunda Guerra, se transformará en un centro de innovación digital, mientras que el hall principal será hogar de un nuevo centro de visitantes.

Abfertigungshalle.Flughafen.Tempelhof.Berlin.2017
Vista de las instalaciones cerradas en 2008.

Los primeros trabajos serán rehabilitar un paseo por las terrazas de las instalaciones, que contendrán una exposición sobre la turbulenta historia de Tempelhof.

[Para leer más: Kreuzberg: el barrio creador de tendencias de Berlín]

Precisamente, cuando el arquitecto Ernst Sagebiel diseñó el aeropuerto con forma de águila voladora, planificó que las terrazas pudieran albergar a 70.000 personas para observar desfiles militares.

A pesar de usar mano de obra esclava para los trabajos, realizados a marchas forzadas hasta la caída de Berlín en 1939, la terminal no llegó a tener la soberbia de acero y hormigón que se le había proyectado.

Nuevos museos

Al aeropuerto se trasladará el Museo de los Aliados (con aviones, tanques y otros vehículos militares), que relatan las vivencias de Berlín Occidental durante la Guerra Fría. De la actual sede en el distrito de Dahlem su nuevo hogar será el Hangar 7.

Flughafen Tempelhof March 2007 012
Todo el predio de Tempelhof engloba a 380 hectáreas.

Cabe recordar que Tempelhof fue la lanzadera desde la cual los aliados evitaron el ahogo económico de Berlín Occidental. En los momentos más calientes de la Guerra Fría, entre junio de 1948 y mayo de 1949, 277.000 aviones de carga entregaron 2,3 millones de toneladas y combustible a la ciudad.

Cada dos minutos aterrizaba y despegaba un avión, que en ocasiones lanzaba caramelos a la población.

En homenaje a aquel puente aéreo el 16 de junio habrá un festival donde 40 de aquellas gigantescas aeronaves volverán a volar, y, por supuesto, arrojarán dulces a los asistentes.